Lapo Elkann: no solo de Fiat vive un Agnelli

Hay gente cuya historia familiar y emprendimientos personales son dignos de películas, o al menos han sabido ser objeto de ríos de tinta impresos
Lapo Elkann Agnelli es uno de ellos y viene siendo interesante el ver su trayectoria, cuyo desafío principal es encontrar su identidad y fortaleza en el contexto de un inmenso legado familiar, más allá de las miles de noticias de su caótica vida que alterna contactos con el jet set, adicciones, mujeres, primeros ministros, príncipes y fiestas. Pero también emprendimientos creativos de la mano de marcas de primera línea. Está claro que Lapo atrae, además de mujeres y problemas, dinero y sponsors, y estará en sus manos cimentar algo propio trascendente.
 
Su nombre completo: Lapo Elkann Eduard. Nacido en N.York (1977), heredero de la dinastía industrial más importante de Italia, hijo de la condesa Margherita Agnelli de Pahlen y el escritor americano Alain Elkann. 
 
Su abuelo: Gianni Agnelli. Nacido en Turín (1921), empresario, ingeniero, político y fundador  de la marca de coches FIAT: el hombre más rico en la historia moderna italiana  y protagonista del avance industrial del país a mediados del siglo pasado. Y ya "de postre": su tio fue Umberto Agnelli, presidente honorario de la Juventus de Turín y varios diarios italianos.
 
Lapo tiene un hermano menor, John, una hermana, Ginevra Elkann, y cinco medio hermanos por el segundo matrimonio de su madre: María, Pedro, Sofía, Ana y Tatiana. 
 
En 2001, trabajó como asistente personal de Henry Kissinger, fue socio de marketing de Ferrari y Maserati. Habla correctamente cuatro idiomas y estudió en París y Londres.
 
En 2003, fue nombrado Director de Marketing de Fiat. Coordinó la reinvención de clásicos como el Fiat Punto y el Fiat 500. 
En el 2005 debió ser internado en Turín, luego de una noche desenfrenada con cuatro transexuales y una sobredosis de heroína y cocaína que casi lo mata, y luego de recuperarse replanteó su vida y encaminó varios negocios creativos, incluso aseverando: “No soy un dandy ni un enfant terrible. Soy un luchador”.
 
Luego salió del grupo familiar para volar solo y crear la primera de sus empresas: Italia Independent (en 14 semanas cotizó en bolsa), una marca de estilo de vida y de la confección, con productos concebidos, desarrollados y fabricados en Italia. Con la innovación de la introducción de la fibra de carbono en armazones de lentes, más tecnologías especiales en su fabricación para imitar terciopelo en sintéticos, que le valieron un premio de la  MIT Technology Review.
 
En 2007 fundó ideas independientes, la comunicación y una agencia de publicidad. En el 2011 vistió el Abarth de Gucci, en asociación con Frida Giannini. Ahora y desde el año pasado: la firma de personalización de autos "Garage Italia".
 
Ubicado en un edificio de mediados del siglo pasado que funcionaba como estación Agip, frente a Piazzale Accursio con una restauración firmada por Michele de Lucchi, promete la unión de artesanía traidicional de calidad con tecnologías de vanguardia. Se dedican a la personalización interior y exterior de vehículos, ya sea desde tapizados, chapa, tableros, y accesorios.
 
Se define como "un empresario ecléctico al que le gustan los desafíos difíciles y complicados". La revista Vanity Fair lo eligió como el hombre mejor vestido del mundo en varias ocasiones y el Wall Street Journal elogió su audacia y creatividad en los proyectos.
 
Seguramente haya mucho más de Lapo en el futuro cercano.
 
Vean fotos del artículo acá. 

Comentarios

Acerca del autor