Larrañaga y Mujica, dos enemigos íntimos

Fueron afectuosos en público, aunque Larrañaga dice que solo fue saludo de "cortesía"

Durante la sesión del miércoles de la Cámara Alta, varios senadores se mostraron activos levantándose de sus asientos para ir a conversar con bancadas adversarias. La negociación política es parte del trabajo de los senadores.

Uno de los encuentros que llamó la atención fue el saludo en sala entre el nacionalista Jorge Larrañaga y el expresidente José Mujica.

Si bien ambos dirigentes fueron cercanos en los primeros tiempos de la presidencia de Mujica, los avatares políticos los llevó a separarse y ese distanciamiento perdura hasta hoy. Desde filas blancas se encargan de señalar que las diferencias continúan.

Consultado sobre el saludo, el senador Larrañaga dijo ayer a El Observador que simplemente se trató de un gesto "de cortesía".

Allegados al senador blanco recordaron que Larrañaga es crítico de la gestión del FA, lo fue de Mujica como presidente e incluso lo acusó de haber incumplido el acuerdo político sobre educación. La foto del saludo no refleja la realidad política, dijo un asesor de Larrañaga.

Larrañaga comentó que ayer habló dos minutos con Mujica sobre la necesidad de fortalecer a los partidos políticos, una idea sobre la que insiste en público.

"No estoy más cerca ni más lejos de nadie, saludo a todos, me reúno con todos como el martes que viene que me reuniré con el diputado Eduardo Rubio de Unidad Popular en su despacho", dijo Larrañaga a El Observador.

El senador habló ayer con Mujica en dos instancias.

Una fue durante la votación de venias de embajadores, aunque el hecho político de fondo que se discutía era cómo posicionarse ante el planteo del colorado Pedro Bordaberry de formar una comisión investigadora con fines legislativos sobre corrupción.

Ambos dirigentes se volvieron a encontrar luego de la sesión en el Hemiciclo del Palacio Legislativo. En ese encuentro el exmandatario le expresó su rechazo a la investigación propuesta por Bordaberry según lo confirmó El Observador. Los blancos la apoyarán.


Populares de la sección