Las gremiales lecheras gestionan aliviar peso de la deuda del sector

Inale releva las deudas no bancarizadas de tamberos con proveedores
La lechería sigue tratando de resolver el alto endeudamiento del sector, que ronda los US$ 300 millones, lo que representa 70% del valor bruto de la producción, un problema de fondo que se entiende tiene enorme incidencia en la gestión financiera de los tambos, destacaron a El Observador varias fuentes consultadas.

Para el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Rodolfo Braga, este factor sigue siendo una limitante importante por los costos que representan los servicios de deuda, lo que incluso limita la capacidad para tomar decisiones en el funcionamiento de los predios.

Mientras tanto, el Instituto Nacional de la Leche (Inale) inició un relevamiento entre los distintos actores vinculados a la lechería para determinar el endeudamiento que se ha generado en el sector, más allá de los compromisos bancarizados y del propio tercer fondo lechero que se otorgó este año, que se comenzó a pagar en el pasado mes de setiembre.
La información fue confirmada a El Observador por el presidente de Inale, Ricardo de Izaguirre, quien precisó que este trabajo se cumple a pedido de las propias gremiales, las que también gestionan una entrevista con el ministro Tabaré Aguerre para plantear la situación.

Por el momento la suba de precios de las licitaciones de Fonterra, que se maneja generalmente como una referencia internacional, sigue mostrando señales de recuperación. Igualmente queda subyacente la situación antes citada, destacaron otras fuentes lecheras a El Observador.

Braga dijo que el remate de Fonterra de ayer que registró una suba promedio de 4,5% y de 3,2% para la leche en polvo entera, a US$ 3.423 la tonelada, representa una nueva señal de estabilidad de los lácteos en el mundo. Opinó que esta evolución hace que se reafirme la tendencia de recuperación de los precios.

Dijo que el pago del tercer fondo lechero representa una carga financiera bastante importante, que si bien significa $ 0,23 por litro de leche, es una cifra que los productores deben destinar para cumplir con ese compromiso en un momento en el que aún el sector no se ha recuperado.

Si bien es cierto que a nivel productivo las condiciones climáticas han permitido abaratar los costos con la mayor cantidad de pasto disponible, la producción de primavera está muy lejos de ser lo que se esperaba y eso limita las posibilidades de hacer las reservas.

El año cerrará con un endeudamiento importante con los proveedores del sector lechero

El año cerrará con un endeudamiento importante con los proveedores, mientras que la recuperación de precios tiene que ser captada por las industrias para trasladarla a los tamberos, lo que recién ocurrirá en 2017.

Retención

El crédito para retención de vientres lecheros solicitado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y aprobado por el Banco República está a la espera que se definan aspectos vinculados a la interdicción de los animales involucrados en el crédito por parte del Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIG) para que quede operativo. Existen diferencias precisamente a resolver en el manejo de ese aspecto operativo.



Populares de la sección

Acerca del autor