Las metas del gobierno para garantizar el cuidado del medio ambiente

El Ministerio de Vivienda definió una estrategia de cara al 2020 que apunta al cuidado del agua, suelos y fauna

A dos años de iniciada la nueva administración, el gobierno comenzó a definir las metas medioambientales que buscará cumplir al finalizar el quinquenio y con las que intentará garantizar no solo el cuidado el agua y suelo, sino también la alimentación y salud del país.

"Conocer y gestionar nuestro ambiente es clave no solo para volver a ver especies sino porque los ecosistemas sanos nos dan alimentos, agua, medicamento y son la base de la vida", dijo la ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida De León, durante la presentación de la "Estrategia nacional para la conservación y uso sostenible de la diversidad biológica" que se realizó el viernes en Torre Ejecutiva.

Las autoridades de gobierno están convencidas de que la situación del ecosistema llegó a un punto de "inflexión" que no puede postergarse e implica pasar a "acciones concretas", dijo durante la presentación el director nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario. "Tenemos la responsabilidad de detener esto (...) La conservación del ambiente y de la vida en su conjunto no admite la menor demora", agregó a su vez De León.

Al día de hoy, la falta de información sobre el estado de situación actual del hábitat y los recursos naturales del país es lo que más preocupa al gobierno ya que generan incertidumbre sobre los "potenciales problemas" que pueden surgir por la afectación de la biodiversidad, expresó durante la presentación el encargado de la Secretaría de Ambiente, Agua y Cambio Climático de Presidencia, Carlos Colacce.

Las metas

De cara a este panorama, el ministerio desarrolló una estrategia de trabajo que delinea un total de 20 metas de alcance nacional para el periodo 2016-2020 que apuntan a encauzar y potenciar la conservación de la diversidad biológica y su uso sostenible.

Es así que para el 2018 el MVOTMA espera haber identificado e implementado medidas que permitan conservar y restaurar aquellos ecosistemas que son fundamentales para proporcionar servicios esenciales a la población. En ese sentido, Nario hizo referencia al caso del agua que, durante décadas, vio disminuída su calidad como consecuencia de la agrícultura, señaló.

Por otra parte, el plan apunta a que para el 2020 se haya avanzado en la implementación de acciones que reduzcan al menos en un 50% los niveles de degradación y fragmentación de los principales ecosistemas del país como los pastizales, bosques y humedales.

Respecto a la actividad agrícola, Nario dijo que el modelo de producción actual incluye la intensificación del uso del suelo, la adopción de cultivos transgénicos y el uso de herbicidas, fertilizantes e insecticidas, lo que implica varios desafíos para la conservación de la biodiversidad.

En ese sentido, otro de los puntos destacados de este plan es la incorporación de modelos de producción alternativos que sean "respetuosos del ambiente" y tengan "menos dependencia de los recursos externos". De acuerdo con el plan, el MVOTMA espera que para el 2020 el 80% de la superficie agrícola y también de la ganadera promueva la aplicación de lineamientos que garanticen la conservación de los suelos.

Finalmente, entre las metas también se destaca el cuidado a las especies animales que están en riesgo de extinción. Nario dijo que este es un "tema sensible" por lo que se implementarán acciones que lo eviten. Por ejemplo, a través de la sustitución de "zoológicos tradicionales" por bioparques.


Populares de la sección