Lecheros tramitan un adelanto del gobierno

Las gremiales aguardan que el Poder Ejecutivo pague ventas adeudadas por más de US$ 95 millones

Las gremiales lecheras plantearon formalmente al Instituto Nacional de la Leche (Inale) que el gobierno efectúe un adelanto financiero debido a la deuda generada por las exportaciones de lácteos a Venezuela de más de US$ 95 millones, mientras la administración de Tabaré Vázquez continúa con las gestiones de cobro ante las autoridades del país caribeño.

El pedido fue recibido por el presidente de Inale, Ricardo de Izaguirre, quien admitió esa posibilidad, pero aseguró que el tema deberá ser evaluado por los ministerios de Economía y de Ganadería, dijo a Tiempo de cambio de radio Rural el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Rodolfo Braga.

En la reunión de importante concurrencia en Inale del martes –el mismo día en que los jóvenes rurales habían logrado convocar una movilización en las rutas de varios puntos del país con una plataforma que incluía el tema Venezuela–, se acordó que esa discusión será continuada el próximo 2 de febrero.

Los productores entienden que el gobierno uruguayo debería adelantar el dinero de los productos ya embarcados debido a que se trata de negocios que se cumplen en el marco de un acuerdo definido entre los gobiernos, con la firma de los presidentes Tabaré Vázquez y Nicolás Maduro.

En julio pasado el gobierno había anunciado la reapertura de Venezuela para la colocación en una primera instancia de 90 mil toneladas de arroz, 80 mil toneladas de soja, 44 mil toneladas de leche en polvo, 12 mil toneladas de quesos y 9.000 toneladas de carne de pollo.

Sin embargo hasta ahora solo se han concretado embarques del sector lácteo y del arrocero.

Las ventas adeudadas por Venezuela incluyen negocios efectuados con anterioridad al acuerdo firmado por Vázquez y Maduro, por lo que algunos empresarios lácteos analizan la posibilidad de retirarse del negocio, sostuvo el dirigente lechero.

Venezuela es un mercado muy atractivo para la colocación de leche en polvo, por ejemplo, porque produce solo 5% de lo que consume.

Sin embargo, los impagos registrados, sumados a otras dificultades que enfrenta el sector, como la caída de precios y mayores costos, provocan que algunas industrias de menor porte estén con amenazas de cierre por la falta de rentabilidad, dijo Braga, presidente de la ANPL.

El productor consideró que el país caribeño tendrá que seguir comprando porque es un importador nato de productos lácteos, y que aunque Venezuela decretó hace pocos días una emergencia económica, gran parte de sus ingresos deberá destinarlos a buscar la forma de alimentar a su población. Por lo tanto, seguirá siendo un mercado interesante y lo que habrá que rever son las condiciones de la operativa comercial y darle más seriedad a la secuencia de los pagos, sostuvo el dirigente.

Embarques frenados

Conaprole, que tenía asignado en este negocio el embarque de 44 mil toneladas de leche en polvo, envió 24 mil toneladas y suspendió los embarques a principios de diciembre pasado al ver que los pagos estaban demorados. Cobró 80% de las primeras 12 mil toneladas embarcadas en setiembre pasado.

Por lo tanto, el saldo que se le adeuda más los US$ 27 millones de negocios anteriores al acuerdo suman alrededor de US$ 82 millones.

Por su parte, a las industrias queseras Calcar y Claldy, que también suspendieron los embarques, se les adeuda más de US$ 14 millones. Pili pudo cobrar lo enviado.

En el sector arrocero se embarcaron 2.500 toneladas de un total de 90 mil toneladas y tampoco se pudo cobrar hasta el momento.


Populares de la sección

Acerca del autor