Líder del PSOE buscará hoy ser presidente de gobierno

Pedro Sánchez debería formar gobierno pero no reúne apoyo suficiente
El candidato socialista a la presidencia del gobierno español, Pedro Sánchez, encara hoy el debate de su investidura pero sin perspectivas de ser elegido, ya que Podemos rechazó ayer la nueva oferta de pacto, con lo que el PSOE solo cuenta con el apoyo de Ciudadanos.

Para ser elegido presidente de gobierno, Sánchez debería llegar a 176 votos de un Congreso de 350. Hasta el momento tiene asegurados 130 votos (90 de su partido, el PSOE, y 40 de Ciudadanos), pero necesita el sí o la abstención de otro partido.

El líder socialista se decanta por ampliar el acuerdo con Podemos, nuevo partido de izquierda que tiene 69 diputados, pero éste rompió las negociaciones después de que el PSOE firmara el pasado día 24 un acuerdo de gobierno con Ciudadanos.

Sánchez hizo ayer una última oferta a Podemos, pero su líder Pablo Iglesias la volvió a rechazar.
Hoy el político presentará su plan de gobierno y mañana comenzará la votación. El socialista necesita la mayoría absoluta. Si no lo consigue, tal como está previsto, el viernes habrá una nueva votación y entonces Sánchez debería conseguir una mayoría simple (más síes que noes).

En caso de nuevo fracaso, se abre un plazo de dos meses al término del cual si nadie ha logrado ser investido, se convocarían automáticamente nuevas elecciones. Y por ahora, las cuentas están lejos de salir. Sería una circunstancia insólita, inédita desde la aprobación de la Constitución en 1978.

También habrá que considerar la posición que tome el rey Felipe VI. Hasta ahora el monarca ha mantenido una escrupulosa neutralidad, pero "si ve que pasa el tiempo y que no hay viabilidad, igual lo que hace es convocar de nuevo a los grupos políticos e instarlos a que lleguen a un acuerdo político", indicó a la agencia AFP el politólogo Fernando Vallespín.

"Repetir las elecciones sigue siendo la peor de las opciones", reiteró ayer el diario El País en un editorial, plasmando lo que también es el sentir de los círculos financieros y empresariales, que han pedido a los políticos que "dialoguen, negocien y pacten sin exclusiones".

Fuente: Agencias

Populares de la sección