Limitarán horario de entrada a boliches hasta las 3 de la mañana

IMM pedirá a locales que lo apliquen antes de que se vote en la Junta
Decenas de jóvenes esperan para entrar a un boliche en Parque Rodó. Hacen fila y se amontonan para preguntarle "al de la puerta" si pueden pasar. El guardia de seguridad lo consulta con sus compañeros que están adentro del local. Entre consulta y consulta, la noche pasa a ser madrugada. Cada vez hay más personas en la entrada que aguardan. Y el ruido en la calle aumenta.

La Intendencia de Montevideo (IMM) quiere que esa escena se termine. Por eso, tras varias iniciativas que no llegaban a buen puerto, acordó una serie de propuestas con los dueños de los boliches para limitar el horario de ingreso a los locales y solucionar, de esa manera, los problemas que se generan por aquellos que viven en esa zona y quieren dormir y quienes buscan divertirse.

El acuerdo propone que viernes y sábados se permita ingresar a los boliches hasta las 3 de la mañana del día siguiente, de domingos a miércoles hasta la hora cero y los jueves hasta la 1 de la mañana del viernes. Del acuerdo participaron la Prosecretaría General de la IMM, el Departamento de Cultura, el Servicio de Instalaciones Mecánicas y Eléctricas y la Secretaría de Juventud de la comuna, los alcaldes de los municipios B y CH –donde se concentra la mayor cantidad de boliches–, las juventudes del Partido Nacional y el Frente Amplio (partidos que representan a esos municipios) y la sociedad civil.

A esa medida también se le suma un límite de personas para salir a fumar. La iniciativa plantea que los locales permitan salir de a tandas de 10 personas como máximo, para que no se acumule gente en la calle, lo que genera ruidos que después son denunciados por los vecinos.

Para eso, se solicitará a los locales que coloquen vallas, cuerdas u otros elementos de contención.

En principio, la IMM había propuesto que los boliches funcionaran desde la hora 18 hasta las 2 de la mañana. Sin embargo, la propuesta fracasó por falta de acuerdo. El prosecretario general de la comuna, Christian Di Candia, dijo a El Observador que la idea es que el cambio en la restricción a los horarios de los locales nocturnos sea "progresivo". "No podíamos generar un cambio cultural a través de una norma fría y dura de un día para el otro. Teníamos que pensar en un proceso que iba a tener que tener un eje muy fuerte en la información de calidad", sostuvo.

Esa información estará dada por una encuesta que aplicarán en los municipios B y CH para "tratar de ver la relación de los vecinos con la nocturnidad". El estudio se realizará en acuerdo con el departamento de sociología de la Facultad de Ciencias Sociales de la Univesidad de la República.

A pesar de que las propuestas formarán parte de un proyecto de decreto que deberá ser aprobado por la Junta Departamental de Montevideo, Di Candia explicó que se solicitará a los boliches que comiencen a aplicar el límite horario antes de que sea un decreto. Cuando sea norma, se aplicarán sanciones a los locales que incumplan, que serán primero una multa en Unidades Reajustables, cuyo valor aún no se definió, y en caso de reincidencia, la clausura del local por 30 días.

Alcohol solo adentro

Otra de las medidas implica que las bebidas solo puedan ser consumidas dentro del local, luego de la medianoche. La propuesta plantea que Inspección General de la IMM realice un listado de los locales que no cumplan con la disposición y se lo derive al Ministerio del Interior, como forma de fiscalizar su cumplimiento.

Preocupación por nuevo local

Un grupo de vecinos del barrio Parque Rodó manifestó al edil nacionalista Daniel Martínez su preocupación por la instalación de una carpa que funcionará como boliche a partir de hoy, frente al Estadio Luis Franzini.

Martínez fue hasta la zona y corroboró que la carpa estaba siendo armada, por lo que se comunicó con autoridades de la Intendencia Municipal de Montevideo que, según relató a El Observador, le dijeron que seguirían el caso "de cerca". Según manifestó el edil en un comunicado, "la infraestructura del local, al ser una carpa, no tiene las condiciones de aislar el sonido hacia el exterior ni las correspondientes salidas de emergencia".

Los responsables de instalar la carpa le comunicaron al edil que tienen un permiso provisorio porque las obras de un local que será el definitivo, todavía no se terminaron.

Instalarán sensores de ruido para realizar mapa sonoro

Dentro de la batería de propuestas para mejorar el problema de los ruidos molestos denunciados por vecinos que viven en zonas donde hay boliches, se incluye la instalación de sensores de ruido en los espacios públicos. El prosecretario general de la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM), Christian Di Candia, explicó a El Observador que es uno de los puntos centrales de la propuesta porque permitirá que, por primera vez, se pueda tener un monitoreo constante de los ruidos que hay en la ciudad.

Actualmente, la medición de los decibeles en determinado lugar se realiza a partir de una denuncia concreta. Inspectores de la IMM van al lugar donde se hizo la denuncia y miden desde la habitación desde donde más se siente el ruido.

"No apostamos a una ciudad donde las personas trabajen, duerman y se levanten para volver a trabajar" Christian Di Candia, prosecretario general de la IMM

Los sensores serán colocados en distintas zonas de Montevideo y monitorearán tanto de día como de noche. "Los sensores nos van a permitir avanzar muchísimo porque vamos a tener un mapeo de todo el ruido", sostuvo Di Candia.

Tendrán forma de semáforo y, además de que la IMM podrá monitorear centralmente los ruidos de la capital, tienen como objetivo "generar conciencia ciudadana", según estable la batería de propuestas para la noche montevideana. "va a permitir que el boliche sepa el ruido que tiene afuera para que pueda mitigarlo", indicó el prosecretario de la comuna capitalina.

La propuesta de la IMM también plantea que en un plan a 90 días se modifique la normativa que contiene los "giros comerciales nocturnos por los cuales se otorgan las viabilidades de uso de los locales por parte de la Intendencia".

Esto quiere decir, que se definirá de forma precisa qué lugares están habilitados para funcionar como locales bailables, cuáles como pubs, restaurantes, etc. Hoy en día, muchos locales a los que se puede ir a cenar terminan siendo boliches para bailar y no tienen un horario definido de finalización.

Populares de la sección