“Lo importante en la gestión de riesgo es el margen que uno planifica y cómo llegamos a él”

El Observador Agropecuario entrevistó al representante de Fimix Agrofinanzas Federico Morixe

¿Cómo están las coberturas de mercado a futuro que realiza la empresa?


Estamos bien y en pleno desarrollo. La actividad económica productiva no es solo de precio, hay muchos factores, pero el precio es muy importante ya que define nuestros ingresos y siempre las decisiones en torno al precio son rápidas, no planificadas y sin estrategias de contingencia. El precio puede fluctuar, para bien o para mal, y nuestro objetivo es intentar que el que produce, aparte de producir bien, sepa vender bien, planificar la venta, los precios, el mercado, conocer los riesgos y sacar buen margen por kilo vendido.


¿Cómo están los negocios y cómo se ven en perspectiva?
Las coberturas en la agricultura están en casi todos los productos y subproductos. La que más demanda es la soja, luego está el trigo, la cebada, el sorgo, el maíz, la colza y la canola. Es una herramienta utilizable por todos los eslabones de la cadena: el productor, el contratista, medianero, arrendatario, silos, procesadores –industria, racioneros, exportadores, importadores y hasta el comprador en China. Todo aquel que negocie con un producto agrícola ganadero puede utilizar esta herramienta para asegurarse un buen precio,  fijar márgenes, o sea, asegurar un resultado mínimo para el negocio con anticipación. Por eso le vemos muy buenas perspectivas al negocio. Cuanto más se conoce, más se usa, más tranquilidad tienen los clientes y menos especulamos con los precios.


¿Cuáles son las herramientas para cubrirse de los riesgos del mercado?
La mejor herramienta que ofrecemos es el conocimiento, el saber. Porque, si no, es como tener el mejor y más caro seguro para el auto y no saber manejar.
Luego, asociado al saber están los riesgos del mercado y los riesgos y necesidades internas de cada uno, de tipo financiero, económico, compromisos, etcétera. Inmediatamente, recién ahí se pueden planificar las diferentes formas de cobertura y no sufrir con las variaciones de los precios. Ahí es donde se usan los futuros, las opciones, los contratos forward, los OTC; el no hacer nada también se utiliza, pero planificado. Nuestros servicios van desde la apertura de la cuenta para operar uno mismo en los mercados de grano, ganado, petróleo, oro, etcétera. La capacitación en cómo operar en los mercados, en el asesoramiento en realizar la cobertura, las estrategias comerciales, económicas, financieras, siempre personalizadas para cada individuo y cada empresa.


¿En qué áreas está la mayor actividad de Fimix?
En la aplicación del conocimiento en la educación y las estrategias al momento de realizar las coberturas con futuros y opciones. Para medirlo de una manera, este último año hemos realizado coberturas por más de 500 mil toneladas de grano, y también algo en petróleo, oro, harina de soja, aceite y otros.


En Uruguay no prosperaron intentos de un mercado ganadero a futuro. ¿Hoy cómo se ve?
Desde Fimix vemos que siempre hubo posibilidades de hacer un mercado de ganado, lo cual es diferente a un mercado de carne. Hoy hay más posibilidad porque hay extensión y experiencia. El 90% de los que operan para cubrir la agricultura consultan sobre la cobertura en ganado. Cuando uno lo usa, ve que es fundamental tener precios de referencia a futuro, y más si uno puede capturar ese precio cuatro, seis y hasta 12 meses antes de tener el físico. A uno se le abre un mundo nuevo y muy seguro, a diferencia de lo que se cree habitualmente. Algunos clientes lo han usado para cubrir ganado de corral, se estudió la relación entre un mercado local y el que cotiza en CBOT, como la soja, y se aplicó. Como todo, hay que estudiar el momento, los precios y lo que uno busca (como hizo Tales de Mileto hace miles de años). No todo es precio: lo más importante en la gestión de riesgo es el margen que uno planifica y ver cómo se llega a él.


¿Cuáles son las principales limitantes que existen?
Igual que en la agricultura, las principales limitantes son la falta de experiencia en el uso de futuros y opciones, falta de asesoramiento en las condiciones comerciales, falta de previsibilidad que uno le quiera dar al precio o al margen de la producción y fundamentalmente el miedo a lo nuevo. Si uno puede planificar y ejecutar sus ventas con seis o hasta 12 meses de anticipación, logra un marco de previsibilidad clave para la gestión de su negocio y de sus riesgos asociados.


Se menciona la falta de volumen, de experiencia y de interés de la industria en ese mercado. ¿Cuál es su opinión?
Lo fundamental es la falta de experiencia. El resto igual lo tenemos, son aspectos técnicos del mercado, que no es fundamental para su creación. En Uruguay tenemos todo para crear el mercado: los compradores, los vendedores y los especuladores. Con la participación y el interés de esos tres actores se forma el mercado. El tema es que a todos los actores no se les ha presentado un mercado que atienda las necesidades de todos, es decir, que sea atractivo para todos al mismo tiempo. La industria sería muy favorecida en un mercado de futuros, igual o mejor que los productores, le daría mayor previsibilidad a los precios, o sea, mayor poder de negociación al vender en el exterior y comprar el ganado en el país. Tendría un mejor manejo y mayor cintura en su posición comercial. Si se posicionó bien en un momento de baja de precios, puede usar ese margen para comprar en momentos más caros o salir de su posición sin comprar, tiene más libertad de comprar y vender, igual que un productor. No tiene que estar atado 100% al producto físico con entrega. l

FICHA PERSONAL

Edad       
37       
Estado civil       
Casado       
Hijos       
3 (Trinidad, Pedro y Luz)        
Profesión       
Administración de Empresas       
Hincha       
de Uruguay    


Fuente: Hugo Ocampo

Comentarios