Los engaños informáticos cuestan US$ 93.000 millones por año

Cuáles son las estafas más comunes y qué debe hacer el usuario para prevenirse; una recomendación tomar las mismas precauciones en la web que en la vida real

Al usuario le llega un correo electrónico. Allí, una princesa nigeriana le propone una cifra millonaria de dólares por una herencia vacante tras el fallecimiento de su esposo. Eso sí: por concepto de adelanto, debe mandar una cantidad de dinero determinada a una cuenta, la que, según se le promete, se le incrementará.
 
Esta estafa es una de miles que circulan en internet, y que "va en crecimiento", según contó a El Observador Carlos Martínez, ingeniero en investigación y desarrollo del Registros de Direcciones de Internet para Latinoamérica y el Caribe (Lacnic), y experto en seguridad informática. Dijo que esta historia de la princesa tiene alrededor de 20 años y hay gente que sigue cayendo.
 
Este tipo de maniobras no son tan sofisticadas como las que este miércoles alertó el Ministerio del Interior. Desde esta semana circula en el país el “Virus de la Policía” o “Virus Ukash”, un cibercrimen que bloquea el equipo y muestra un mensaje en la pantalla que simula provenir de la Policía Nacional de Uruguay, exhibiendo su logo. En el mensaje se indica que se ha quebrantado la ley al acceder a páginas de adultos, y se solicita el pago de una multa a cambio de perdonar la falta y desbloquear el equipo. Según Martínez, no se descarta que haya sido una persona uruguaya el que "lo haya reciclado", porque el virus ya está extendido por otras partes del mundo.
 
Este tipo de fraude en el comercio electrónico, además de ataques informáticos a los bancos, ha costado US$ 93.000 millones por año a los bancos en América Latina, según el último dato que tiene Lacnic sobre el tema, y que proporcionó en octubre de 2011. En esa oportunidad calificó la magnitud del cibrecrimen "realmente preocupante" y dijo que, cada vez más, “las amenazas son más complejas y sofisticadas”.
 
Sobre posibles prevenciones, Martínez señaló que se debe tener toda la "actualización tecnológica" en las computadoras y también que el usuario tenga use el "sentido común". En este sentido, planteó la idea de hacer un estudio sobre por qué las personas son de determinada forma en la vida real y de otra cuando ingresan en el mundo cibernético.
 
Lacnic se encuentra trabajando en este tema y, para ello, lanzó una iniciativa llamada Amparo, una encuesta de ciberdelito para América Latina y el Caribe, que "se propone fortalecer la difusión, conocimiento y atención de la problemática de seguridad informática". Dentro de unos meses se sabrán los resultados.


Comentarios