Los solarium quieren ganarle al sol del verano

Dermatólogos advierten que el riesgo de contraer cáncer aumenta en los usuarios de cama solar

Cada tres días muere un uruguayo por cáncer de piel. La alta exposición a los rayos UV es la principal causa de esta enfermedad que convirtió a Uruguay en el país con mayor índice per cápita de personas diagnosticadas con melanoma.

A pesar de las campañas publicitarias y las advertencias sanitarias, cientos de miles de uruguayos exponen sus pieles al sol del verano, muchas veces en horarios inapropiados, con tal de alcanzar el bronceado perfecto. Estas exposiciones, intermitentes e intensas, son las más agresivas y también las más perjudiciales para la piel.

A pesar de que su zafra es desde mediados de año a diciembre y también en los meses de marzo y abril, los solárium dan batalla en el verano y salen al cruce del sol.

"Cuando empezó muy fuerte la publicidad en contra del sol y las camas solares nosotros no teníamos camas solares y si no las poníamos era hasta favorable", indicó el director de Bethel Spa, Álvaro Padín al recordar sobre los inicios del solárium en su empresa. La evolución de la tecnología los convenció de entrar en el negocio. "Las camas solares que tenemos hoy en día no tienen contraindicaciones", indicó y señaló que con la evolución de la tecnología en los tubos que las componen se ha podido filtrar los aspectos más dañinos del sol.

La CEO de MegaSun Uruguay, Agustina Pérez, fue más cauta y aseguró que las camas solares aportan el mismo riesgo que la exposición al sol. "El aspecto positivo que se destaca en las camas solares es la posibilidad de adaptar el bronceado para cada cliente y controlar el tiempo de exposición", señaló la CEO de la firma alemana que se instaló en el país en 2015.

De esta forma las camas solares proponen dosificar los rayos UV y adaptarlos a la piel de cada usuario para la que la exposición no llegue a los niveles más extremos y nocivos, algo que ante al sol solo puede controlarse estando atentos a los horarios.

Por lo general, las sesiones de cama solar duran 8 o 15 minutos dependiendo del fototipo de piel.

"La principal diferencia entre la cama solar y el sol se ​ podría resumir​ en que ​ en​ la cama solar la emisión UV es controlada y no tiene oscilaciones", aseguró Gustavo Martinotti, gerente de Marketing de Maui Club, un solárium con 20 años de antigüedad en el mercado. El gerente equiparó una sesión de cama solar a tomar sol en la mañana temprano o a ​última hora de la tarde y aconsejó buscar el término medio, no abusar del sol y tampoco prescindir de él.

"En nuestros locales desestimulamos la tanorexia, (la adicción al bronceado) y cuidamos que los clientes no superen nunca una frecuencia de visita mayor a tres veces por semana", aclaró Martinotti.

Los costos de la sesión individual de cama solar hoy parten de los $200 a los $620 y varía según la cantidad de minutos y el equipo que se utiliza.

Por el contrario, el dermatólogo y profesor de la Cátedra de Medicina del CLAEH, Néstor Macedo, aseguró que está científicamente probado que los usuarios de camas solares tienen una "alta incidencia de contraer cáncer de piel, bastante superior a las personas que se exponen al sol". El especialista explicó que con el bronceado se destruye la melanina, sustancia que da color a la piel y a su vez la protege de los rayos ultravioleta (UV). "En Estados Unidos y en varios países europeos, desde las sociedades médicas y dermatológicas se hacen campañas para prohibir el uso de camas solares y en algunos casos se logró que los menores no puedan exponerse a este tratamiento", indicó Macedo.

Agregó que la piel bronceada "no es natural" y que "ni la exposición prolongada al sol y mucho menos las camas solares que provocan un bronceado artificial, son saludables".

Tecnología al servicio de la estética

La tecnología es fundamental en los centros de bronceado que compiten con cada nuevo modelo que ofrecen al mercado. "El equipo 6900 Deluxe que está formado no solo por tubos UV sino también por tubos infrarrojos que ayudan a estimular el colágeno de la piel mientras se broncea. Este equipo cuenta con nuestro sistema de easy care que consiste en un sensor que toma muestras de la piel y programa un bronceado adecuada para cada persona", destacó Pérez de MegaSun.

Según Martinotti, en los días previos a las vacaciones​ muchas clientas ​acuden a sus salones​ para ir con un color base de piel y evitar, por ejemplo, enrojecimientos de piel o quemaduras. A esto se le llama pre- bronceado.

Desde Maui, Martinotti también ofrece el colágeno como aliado del bronceado. "Tenemos una exclusiva cabina de regeneración de colágeno que aprovecha las propiedades revitalizantes de la luz roja para rejuvenecer el rostro y el cuerpo al estimular la síntesis de colágeno y elastina", explicó.

En el caso de Bethel Spa "la más pedida" es la cama Elixir que tras siete minutos "deja un color hermoso para la gente que toma sol habitualmente", apuntó Padín.


Populares de la sección