Macri y un reproche por Venezuela

El presidente argentino dijo que esperaba de Uruguay "una posición más contundente" por lo que estaba pasando en ese país
El presidente argentino, Mauricio Macri, entiende que su gobierno en la ciudad de Buenos Aires, entre 2007 y 2015, fue "muy progresista" porque, según asegura, hubo mejoras en la calidad de la educación pública, en la salud, en los espacios públicos y se ayudó a generar empleo. Además sostiene que ahora está "en la misma campaña a nivel nacional".

"Creo que claramente en la región hubo una renovación que va a continuar y a favor de políticas claramente progresistas, y no solamente discursivamente progresistas. Acá las cosas hay que medirlas desde la realidad. Si los gobiernos reducen la pobreza, generan crecimiento y desarrollo inclusivo, esos son gobiernos progresistas. Y no los que declaman cosas que al final terminan yendo en contra de su población", dijo Macri durante una conferencia de prensa con medios uruguayos en Buenos Aires.

"Si cuando termina mi gobierno reduje la pobreza, habrá sido un gobierno que trajo progresismo a la argentina", dijo el presidente de un país donde una de cada tres personas son pobres y al que se le critica por el ajuste de las tarifas públicas y la inflación.

Bajo esa misma concepción de progresismo, Macri reprochó la posición del gobierno uruguayo del Frente Amplio, un partido que se autodefine de izquierda y progresista, en relación al modelo del chavismo venezolano liderado por Nicolás Maduro.

Durante la conferencia Macri criticó la actitud de Uruguay con Venezuela en el debate interno planteado a nivel del Mercosur. Es que mientras Argentina, Brasil y Paraguay, promovieron la suspensión del país caribeño del bloque, Uruguay se abstuvo.

Macri dijo que entiende "los temas políticos internos de cada uno" pero calificó como "contundente" la posición de Argentina sobre la "falta de respeto" a los derechos humanos en Venezuela.
"En Venezuela el gobierno abusa de la autoridad, no respeta la independencia de poderes, no respeta la libertad de expresión y eso ha llevado a una crisis para la población inédita en su historia. Creemos que lo que reclama la mayoría del pueblo venezolano es volver a elegir y el presidente Maduro ha obstaculizado el instrumento democrático que era el referéndum, así que lamento que no haya habido la misma contundencia pero bueno, hay que saber entender", agregó.

En Uruguay, hay sectores del Frente Amplio que respaldan de modo abierto al socialismo venezolano. Además de la afinidad ideológica, la coalición de izquierdas logró acuerdos con el gobierno de Venezuela para que venda a Uruguay petróleo y compre lácteos a precios preferenciales.

Macri fue consultado en particular sobre la abstención de Uruguay. "Si uno mira la historia de profundo compromiso democrático que siempre ha tenido Uruguay y de los cuales nosotros somos admiradores del proceso de alternancia y convivencia democrática, esperábamos una posición más contundente por lo que estaba pasando en Venezuela", respondió el mandatario.

Plantas

Alejado del rechazo sistemático de sus antecesores kirchneristas, que gobernaron en Argentina entre 2003 y 2015, Macri mostró apertura para la instalación de una tercera planta productora de pasta de celulosa en Uruguay.
Más allá de su posición, el mandatario advirtió que no pondrá reparos siempre y cuando se cuide el medio ambiente.

En ese sentido Macri señaló que para definir una posición final de su gobierno serán fundamentales los informes ambientales de las dos plantas que ya están funcionando en Uruguay, la de UPM en Fray Bentos y la de Montes del Plata en Conchillas.
Además reafirmó que la principal herramienta de control es realizar un monitoreo conjunto de las aguas.

"Creo que dado que ambos países asumimos que (el medio ambiente) es un eje del futuro, no vamos a tener problemas en ponernos de acuerdo", dijo."Lo que tenemos que hacer es unificar en un único laboratorio para facilitar el tema el monitoreo permanente de las aguas", agregó.
"Si hubiese una noticia alarmante sobre lo que actualmente se está procesando en las plantas no puede no afectar la posición que tomemos. Pero yo confío en que los resultados van a ser positivos. Tengo una visión optimista sobre las cosas", subrayó.

En relación a la infraestructura, Macri le bajó el perfil a una iniciativa de un puente entre Colonia y Buenos Aires por sus costos pero mantuvo el interés de Argentina en comprarle energía a Uruguay en caso de que desarrolle una planta regasificadora.

Sobre el paso binacional, señaló que en todo caso, de haber una alternativa, debería ser en un lugar donde las márgenes costeras estén más próximas para reducir costos.


Populares de la sección