Macron y Le Pen se enfrentaron en un intenso debate repleto de acusaciones

Los dos candidatos, que competirán en la segunda vuelta el domingo 7, buscaron desprestigiarse mutuamente
El cara a cara televisivo entre los candidatos a la presidencia de Francia, el centrista Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen, generó ayer un acalorado cruce de acusaciones en el que cada uno intentó desprestigiar al adversario.

A cuatro días de los comicios, esta cita fue la última ocasión de Macron y Le Pen de enfrentar sus planes sobre economía, inmigración e integración europea, con los que pretenden recuperar a Francia. Después de diez días de campaña, Macron lidera los sondeos, con 60% de la intención de voto, aunque perdió pie desde la primera ronda, el 23 de abril.

Sondeos

El candidato centrista, Emmanuel Macron, lidera cómodamente las encuestas con 60% de la intención de votos para el balotaje del domingo.

Indecisos

Las encuestas también señalan que 20% de los franceses todavía no decidió por quién votará.

Abstención

Al mismo tiempo, las encuestadoras esperan una abstención cercana a 30%, 10% más que en 2012.

Juventud

Macron, de 39 años, puede convertirse el 7 de mayo en el presidente francés más joven de la historia.

Acusación

"El señor Macron es el candidato de la mundialización salvaje, de la precariedad, del comunitarismo, de la guerra de todos contra todos" (Marine Le Pen, candidata ultraderechista).

Respuesta

"(Le Pen) es heredera de un sistema que prosperó, aprovechándose de la furia de los franceses" (Emmanuel Macron, candidato centrista).

Alusión

Le Pen, autodefinida como "candidata del pueblo", intenta presentar a su rival como heredero del presidente socialista Hollande, del que fue su ministro de Economía.



Populares de la sección