Maldonado pedirá dinero al gobierno nacional para reparar los daños en la costa

En principio la OPP había estimado asignar unos US$ 75 mil, pero la intendencia estima que los costos de obra rondarán los US$ 2,5 millones
La Intendencia de Maldonado evaluó en US$ 2,5 millones los costos que deberá afrontar de mano de obra para reconstruir la costa del departamento, luego de la turbonada y de los temporales de las últimas semanas.

El intendente de Maldonado, Enrique Antía, dijo a El Observador que solo la puesta a punto de Piriápolis implicará una inversión de US$ 1,5 millones, que incluye la contratación de empresas y los materiales de reparación. El resto se destinará a reparar otros balnearios del departamento también afectados

En las primeras conversaciones que la comuna mantuvo con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, el organismo estatal estimó que podía asignar unos US$ 75 mil, pero el intendente volverá a reunirse con las autoridades nacionales para intentar ampliar esa ayuda económica.

"Vamos a ver qué podemos conseguir del gobierno nacional, sabemos que no va a ser mucho, pero algo va a ser", expresó Antía.

Si bien algunos trabajos de reparación ya empezaron en diferentes puntos de la zona costera del departamento, el jefe comunal dijo que los trabajos comenzarán de manera más intensa la semana que viene, cuando ya estén asignadas todas las empresas que trabajarán en la reconstrucción.


Piriápolis

Antía tiene previsto contratar de forma directa a unas 12 empresas para que de aquí a 40 días el departamento esté pronto para recibir la llegada de turistas. "Tenemos que sí o sí tener todo pronto porque se nos va la vida en que la temporada sea buena", agregó.

Según informó El País, los turistas que llegan a Maldonado dejan entre US$ 700 y US$ 800 millones por año.

Los trabajos de reparación incluyen arreglos de escaleras, reconstrucción del muro de Piriápolis, entradas en las playas, veredas y calles.

Antía señaló que quedará para después el arreglo de la ruta 10 y la Playa de los Ingleses.

La turbonada del lunes no solo destruyó la infraestructura costera, sino que también voló parte del techo de la escuela 52 y de la terminal de ómnibus de Piriápolis.

A mediados de setiembre, otro temporal provocó destrozos en Punta del Este y en otros balnearios de la costa.

Populares de la sección