Médicos admiten desconcierto por la propagación del dengue

Experta en dengue de la OPS vino al país a asesorar y se realizarán cambios

La llegada del dengue autóctono a Uruguay –luego de 100 años de estar libres del virus– generó un escenario confuso en la ciudadanía y los expertos en el tema, ya que provocó incertidumbre acerca de lo que sucederá. Todavía el escenario no está definido, no se sabe si aparecerán decenas, cientos o miles de casos de dengue.

"No tenemos claro el escenario nuestro", aseguró Javier Prego, responsable de emergencia del Hospital Pereira Rossell durante el encuentro con una asesora en dengue de la Organización Panamericana de la Salud, Anabella Alfaro. La opinión fue compartida por varios de los presentes, que manifestaron que Uruguay está en un contexto en el que todavía "no tiene dengue", porque en el primer mes solo se confirmaron 23 casos en todo el país, lo que es prácticamente insignificante en comparación con países que detectan cientos por día.

Los médicos presentes también reclamaron al Ministerio de Salud Pública (MSP) que se les realizara una devolución clara de los casos reportados.

Con los casos confirmados y sospechosos hasta el momento se realizó un "mapa diagnóstico" de la situación epidemiológica del dengue en el país que sirve como guía, pero para la experta de la OPS el que se generó "no es un mapa que hable" porque no refleja un seguimiento de los casos.

Hasta ahora los centros de salud denunciaban los casos sospechosos pero no volvían a hacerlo si descartaban alguno. "Lo peor que puede pasar es no tener la realidad de un brote", aseguró. En ese sentido, la directora del departamento de Epidemiología del MSP, Laura Solá, adelantó que van a pedirle a prestadores de salud, en una reunión que se realizará en la mañana de hoy, que hagan un seguimiento de pacientes y eliminen de la lista de sospechosos los que llegan a un diagnóstico que descarte dengue.

60 muestras diarias

Otro de los problemas es que el laboratorio del MSP está saturado, porque actualmente tiene 597 muestras de personas sospechosos de ser portadoras del virus y cada día se suman más de 60, por lo que sus servicios se vieron sobrepasados. En ese sentido, para "agilizar" el proceso la subdirectora general del ministerio aseguró a Búsqueda la semana pasada que los centros de salud contarían con test rápidos para discriminar los casos positivos de los negativos.

Sin embargo, la experta de la OPS que visita el país aseguró que "no recomendaría pruebas rápidas para dengue en ningún hospital". Para ella, la confirmación de un caso se debe basar en un diagnóstico clínico a partir de los síntomas y que no se debe depender de un laboratorio para confirmarlos, y eso es lo que se realiza en gran parte de los países donde es endémico el virus.

Fiebre, dolor abdominal intenso y constante, acompañado de vómitos, irritabilidad o somnolencia y sangrado de mucosas son los signos de riesgo de la enfermedad. En ese sentido, los médicos manifestaron que esos mismos síntomas se pueden confundir con otras enfermedades y que ya ha pasado. Al tener tan pocos casos, de momento prefieren esperar la confirmación del MSP.

"Hay una gran cola de pacientes esperando por el laboratorio y ese es el problema. Es caro, tedioso y es útil para la epidemiología, pero no para la gente", dijo.

Además, pidió a los médicos durante una conferencia organizada por el Sindicato Médico del Uruguay que "afinen el diagnóstico" para evitar un sobrediagnóstico y nunca afirmarle a un paciente que es dengue si no hay un seguimiento del caso.

En la mañana de hoy la experta se reunirá con direcciones técnicas de los servicios de salud de todo el país. l


Populares de la sección