Mercado del arte en 2015 marcado por caída de las cifras en China

Las ventas se vieron afectadas por la situación económica del país asiático

Las ventas en el mercado del arte y de antigüedades en 2015 descendieron tanto en volumen -un 2 %- como en valor global -un 7 %-, marcadas por los problemas que sufre China y el auge de las obras de lujo, con artistas como Picasso y Modigliani alcanzando valores récord.

Las ventas globales se redujeron el pasado año de US$ 68.200 a US$ 63.800 millones, mientras que en términos de volumen, hubo un 2 % menos de transacciones, situándose en US$ 38,1 millones, señala un informe publicado por los responsables de la Feria TEFAF (The European Fine Art Fair).

Un año en el que se registró una notable ralentización de China, que desde 2012 se había erigido como el segundo mayor consumidor de arte y antigüedades, y que tuvo una caída de sus ventas de un 23 %, hasta los US$ 11.800 millones.

Estados Unidos por su parte se consolidó como el primer centro de compra-venta del mundo, al elevar sus ventas un 4 % y alcanzar un nuevo récord histórico de US$ 27.300 millones que suman un total del 43 % del total del valor de las ventas hechas en 2015.

"La imagen que ha surgido durante 2015 es la de un mercado altamente polarizado", recalca el informe de TEFAF, la mayor cita mundial de arte y antigüedades que desde el pasado jueves 10 y hasta el 20 de marzo abre sus puertas en Maastricht (sur de Holanda).

En términos de periodos artísticos, durante el pasado ejercicio la mayor parte de las ventas del mercado se repartieron entre el arte de posguerra y el contemporáneo y moderno, con operaciones de precios muy altos, añade el informe.

En concreto, el arte moderno de la posguerra y contemporáneo -con obras de Andy Warhol, Francis Bacon o Roy Lichtenstein- se mantuvo a la cabeza del mercado, con un 46 % del valor de las ventas y un 41 % de las transacciones.

Sin embargo, el sector experimentó en 2015 una "ralentización", con una caída del 14 % de su valor, hasta los US$ 6.800 millones, junto a un descenso del 20 % de las transacciones.

En segundo lugar se encuentra el arte moderno, que sumó un 30 % de las subastas de obras y un 27 % del valor, aunque en comparación con el año pasado sufrió un descenso del valor total de un 1 %, hasta los US$ 4.500 millones, y una caída del 20 % en el número de operaciones.

No obstante, entre ellas se registraron las ventas más caras del año: dos obras de Picasso y Modigliani por encima de US$ 170 millones cada una. En el caso de Amedeo Modigliani, Nu couché ("Desnudo acostado"), se vendió en noviembre en Nueva York por US$ 170,4 millones, lo que le convirtió en el segundo cuadro más caro vendido en una subasta.

Solo superado por Les Femmes d'Alger (Versión 'O'), de Pablo Ruiz Picasso, que había alcanzado unos pocos meses antes -en mayo- y también en Nueva York, la cifra récord de US$ 179,4 millones.

En cuanto a las obras de los maestros europeos antiguos lograron un "avance moderado" del 4 % en volumen, aunque el valor de las ventas del sector descendió un 33 %.

La polarización del mercado se refleja en que un 90 % de las obras vendidas en subastas de bellas artes valían menos de US$ 50 mil, pero no representaron más de un 12 % del valor total de ventas. En cambio, las obras de más de US$ 1 millón sumaron el 57 % del valor total, pero representaron menos de un 1 % de las transacciones.

En cuanto al mercado europeo, el informe destaca el papel del Reino Unido, que logró recuperar la segunda posición que había perdido en favor de China pese a experimentar un descenso del 9 % del valor de las ventas, que se situaron en US$ 13.500 millones.
Fuente: (EFE)