Mercosur y el TLC con China: "Entre diciembre y enero se tiene que resolver"

El bloque se va a "emprolijar" cuando se defina sobre Venezuela y se termine con discusiones políticas

Argentina manifiesta interés de firmar un TLC con China dentro del Mercosur

El embajador argentino en Uruguay, Guillermo Montenegro, dijo que su país está interesado en firmar un TLC con China dentro del Mercosur.

El embajador señaló que Argentina entiende la necesidad de Uruguay de firmar este acuerdo y que lo ideal es que se haga dentro del bloque.

El embajador puntualizó que se espera que el tema pueda resolverse entre diciembre y enero.

"El tema pretende resolverse en el mes de diciembre y enero" expresó el embajador.

Argentina estaría interesada en firmar un TLC con China a nivel del Mercosur, explicó Montenegro, ya que a nivel de bloque es más fácil negociar.

"La posibilidad de que países como los nuestros tengan el hecho de poder generar mayor venta de los productos que produce es clave para la mejor vida de nuestra gente" agregó.


El embajador argentino Guillermo Montenegro está contento en Uruguay. Tanto por su función como representante diplomático, como por la mejora en las relaciones entre los países. Montenegro reconoce que hay una buena "sintonía" que parte de la relación entre los presidentes y desborda en ministros, segundas y terceras líneas, lo que facilita el trabajo.

Entrevistado por Leandro Gómez en El Observador TV, Montenegro reiteró que su gobierno prefiere que la negociación de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China sea desde el Mercosur y no socios en solitario. Agregó que ese tema, quedará más claro en el próximo mes, luego de que el bloque regional resuelva la situación de Venezuela y las discusiones sean comerciales y no políticas. Aquí un resumen de la entrevista:

En general empresarios y políticos coinciden en que hay un cambio de clima entre los países, que es muy fácil dialogar con el gobierno argentino. ¿Eso es un signo personal de Macri que traslada a los funcionarios?

El día que Macri me anuncia de venir a Uruguay me dice: "Tenés que mejorar la relación con Uruguay, por dos motivos. Que tengo un cariño especial con Uruguay y tengo una relación con el presidente Vázquez, diferente a la media". Y eso es lo que sentimos nosotros, al margen que las relaciones exteriores son muy importantes, uno tiene la sensación de estar en un lugar muy agradable y que la relación es constructiva. Él es una persona que basó su construcción política en el diálogo: en los ocho años que gobernó en la ciudad, nunca tuvo mayoría parlamentaria. Si no generaba diálogo, no podía sacar las leyes. El consenso y el diálogo es característica de nuestro espacio.

Ese primer objetivo de buen diálogo parece estar cumplido. ¿Ahora qué? ¿Cuáles son las prioridades que le pide el presidente como embajador en Uruguay?

Lo primero es el intangible, no se puede medir, que el embajador sea un vehículo permanente entre los gobiernos. Hoy hay algunas cuestiones en las cuáles claramente Uruguay ha tenido políticas públicas de desarrollo que nos interesa ir copiando, básicamente cuando uno habla del tema energético dice "Uruguay hace bien las cosas". Argentina tiene un problema energético claro, donde la experiencia de Uruguay de cómo generar casi 100% de su energía renovable, es un modelo a copiar.

Y empezar a trabajar fluidamente en las relaciones comerciales. Al final del camino uno tiene que pensar cuál sería el objetivo de acá a 20 años. Cómo planificamos el futuro. Los puertos cómo deberían ser, si debería haber uno o dos puertos de aguas profundas, por ahí conviene uno para los dos países. Tener claro la necesidad que tenemos como región. Por ahí llegamos a la conclusión que tienen que haber dos.

¿Sobre el puerto hay una idea concreta?

Si, la necesidad. Todos sabemos la necesidad de que cuando generás un puerto de aguas profundas de fácil acceso, bajas el costo del flete y mejoras las posibilidades del comercio. La necesidad hoy de un puerto de aguas profundas es clara. De tener la hidrovía avanzada, de que no haya trabas para los puertos ni uruguayos ni argentinos, compartir los problemas y las soluciones. Ver qué nos conviene en lo que tiene que ver con los dragados que se están llevando a cabo.

Otro avance importante tiene que ver con los monitoreos de la planta de UPM. La publicación de los informes de alguna manera descomprimió mucha cosa. ¿Cuál fue la lectura de su gobierno?

Lo que estás diciendo. La necesidad de que se conozca tiene que ver con la descomprensión. Y no había ningún motivo para esconderlo. Ninguno de los dos países quiere que la gente se contamine, vamos a ser lo más cuidadosos posible para que esto ocurra.

En materia comercial, Uruguay ha intentado avances por fuera del Mercosur. El presidente viajó a China y expresó que quiere un TLC con el país asiático. ¿Cómo ve eso Argentina?

Lo explicó el presidente (Macri). Hubo un pedido concreto de China al Mercosur, que hacía seis años no se contestaba, con lo cual eso motiva la posibilidad de que el gobierno uruguayo diga: "Estamos tratando que Mercosur lo conteste, no hay todavía una repuesta, vamos a explorar un mercado nuevo". Tenemos claro que Uruguay produce tres veces más de lo que consume, con lo cual es entendible y lógico de encarar una posibilidad de negociación.

Así lo explicó el presidente Macri, lo ideal siempre es hacerlo dentro del Mercosur, no para limitarle una posibilidad de comercio a Uruguay. Si vas en bloque es mas fácil negociar. Si encaras solo una negociación con China o Europa, no va a ser fácil que los números te ayuden, solos somos chicos. ¿Por qué se juntó el Mercosur? Es un tratado de comercio, después se transformo en una cuestión política.

Tiene que haber un esfuerzo por parte de los gobiernos que no sea solamente una discusión permanente sino un facilitador. Que en algunas cuestiones no está siendo facilitador y esto es lo que provoca que trates de ir por afuera. El presidente dice tratemos de ir por adentro, pero no vamos a decir "esto está mal", porque entendemos cuál es la necesidad de Uruguay.

¿Argentina no va a impedir eso?

Creo que no se puede impedir.

Dentro del Mercosur podría impedirlo...

Yo creo que en lo que quedaron los presidentes es en volver a ver, que se pueda trabajar dentro del Mercosur, que eso sería lo ideal. Y sino, volver a hablar.

Uruguay está esperando una señal de los socios del Mercosur para ver si avanza con China...

Creo que esto se va a terminar resolviendo en diciembre. Entre diciembre y enero, esto se tiene que terminar de resolver. Y previamente los dos quedaron en volver a hablar el tema.

¿Por qué entre diciembre y enero?

Cuando se termine de definir cuál es la situación de Venezuela, eso va a emprolijar un poco el Mercosur, y que vuelva a ser un lugar facilitador de los países.

Tiene que existir una nueva función más activa del Mercosur para que los mercados de nuestros países tengan mayores posiblidades en el extranjero.

¿Cuando se resuelva la situación de Venezuela va a haber una posición más clara como bloque sobre estas ventanas abiertas, por ejemplo un TLC con China?

Creo que si. Va a ser más fácil, porque ya no hay una discusión política, no tiene que haber una discusión política. Es una discusión comercial. En un momento, en el Mercosur solo se discutió de política. El Mercosur nació para una cosa y terminó siendo otra. Nos juntamos cuatro para ir más fuerte para encarar los negocios que más nos convengan a nosotros. No fue lo que ocurrió y es importante que vuelva al cauce natural

Populares de la sección