Mesmerismo instrumental en la Sala Zitarrosa

Ojos del Cielo se presenta el sábado en la Sala Zitarrosa junto a Viaje a un Minúsculo Planeta
La banda instrumental Ojos del Cielo, conformada por integrantes de Buenos Muchachos, se presentará el sábado en la Sala Zitarrosa (18 de julio 1012) junto a Viaje a un Minúsculo Planeta, grupo cordobés que se presenta por primera vez en Montevideo.

Músicos integrantes de ambas bandas hablaron sobre el espectáculo y sus respectivas propuestas a El Observador.

Ignacio Gutiérrez (Tecladista en Buenos Muchachos y Ojos del cielo)

Dada la intermitencia escénica de la banda debido a la agenda de sus otros proyectos, ¿en que se encuentra hoy Ojos del cielo?

Es cierto que somos muy intermitentes; tocamos cuando sentimos algún estímulo concreto para hacerlo, más allá de la disponibilidad de una fecha en la cartelera. El último de esos estímulos fue Arpegio Interior, el proyecto de espectáculo en conjunto con la Mushi Mushi Orquesta, y este año hay nuevos planes que nos motivan, por lo que estaríamos en el comienzo de una nueva fase de retorno a los escenarios. Recibimos hace poco la confirmación de que el año próximo la banda irá de nuevo a San Sebastián a musicalizar cine en vivo, y eso también motiva a "resucitar" la banda una vez más, por lo menos en su costado escénico (nunca dejamos del todo el otro: el trabajo para proyectos audiovisuales).

¿Cuándo prever grabar o publicar un nuevo álbum?

Este año, o a lo sumo a comienzos del próximo. Si bien nunca tuvimos apuro ni exigencias para eso, ya tenemos bastante material acumulado, en general piezas que compusimos para obras de teatro, películas u otros trabajos. Revisando un poco esas músicas y escuchándolas fuera de su contexto inicial, pensamos que muchas tienen potencial como para desarrollarlas en estudio pensando en un nuevo disco.

¿A qué géneros, sonidos o ambientes se perfilan las nuevas canciones?

En principio no serían canciones: igual que en los otros discos, se trataría de obras instrumentales. Pertenecerían al mismo "no-género" o cruce de géneros que los trabajos anteriores: cierto diálogo entre lenguaje clásico y elementos sonoros o ambientales más propios del rock, con algunas estructuras de música popular (estribillos, melodías más o menos pegadizas) y otros ingredientes menos convencionales (más cercanos a la psicodelia o al post-rock tal vez).

¿Presentarán canciones nuevas en el espectáculo de mañana?

Sí, habrá algún estreno.

¿Cuántos músicos y qué instrumentos se verán en escena?

Será un cuarteto de dos guitarras eléctricas, piano y violín.

¿Qué tiene la Sala Zitarrosa, tanto a nivel técnico como estético, que la hace un lugar atractivo para presentarse en vivo?

La sala tiene una solvencia técnica en términos de sonido, tanto arriba como abajo del escenario, que nos hace estar confiados y tranquilos cada vez que tocamos ahí. También un muy buen piano (un Bösendorfer austríaco, bastante "raro" para las salas montevideanas) y la calidez de un lugar pensado para conciertos con público sentado, que es el formato escénico adecuado para Ojos del Cielo.


Simón Beaulieu (Baterista en Viaje a un Minúsculo Planeta)

¿Cómo definen su música?

1La Música de VMP es música instrumental eminentemente discursiva. Buscamos contar una historia a través de recursos musicales y visuales.

¿Cuántos músicos y qué instrumentos se verán en escena?

VMP esta integrado por 3 músicos: Julián Barbieri en Piano, Santiago Viale en Bajo y Simón Beaulieu en batería. También hacemos uso de programaciones,grabaciones de pistas por computadora, no sé si eso vale como un integrante más...

¿Qué hace de un trío una formación idea para sus composiciones y qué desafíos les propone ser solo tres integrantes?

El hecho de que seamos un trío es ideal diría que no tanto en el sentido musical, sino en el sentido de la gestión. En el sentido de las composiciones no sabría decir si es ideal o no. Los tres somos músicos compositores e interpretes compositores, lo que hace que siempre estemos los 3 al tanto de las decisiones que se tomen en la banda. El hecho de que la música sea discursiva va muy de la mano del uso de los instrumentos. Dependiendo del momento, se determina qué instrumento toma protagonismo discursivo. El camino o la idea que estamos narrando o interpretando puede estar en algunos momentos de la mano de la batería, en otros momentos de la mano del piano y en otros del bajo. Las dificultades son intentar crear texturas musicales que se sostengan y generar la sensación, de amplitud, de anchura... de solidez musical digamos. Eso siempre se vuelve un desafío, entonces tenemos que buscar tanto con la base, el acompañamiento, o las melodías y figuras que sean sostenibles y que den sensación de solidez.

¿Qué peso tienen las visuales en un espectáculo musical de este tipo? ¿Son un elemento infaltable en sus presentaciónes?

Las visuales fueron ganando lugar en nuestros shows gracias al trabajo de Luca Moreno que es quien esta trabajado en estos momentos ese plano. Desde un comienzo no tenían tanta trascendencia porque no había una persona que se dedicara tan exhaustivamente a ese rol. El resultado la verdad es muy distinto, nos consideramos una banda abierta a sumar a distintas ramas del arte en su propuesta. El trabajo de las proyecciones nos trajo infinitamente mejores resultados... abre aún más las posibilidades de relativizar la propuesta. Al ser una propuesta musical abstracta, quizá consigamos abstraer aún más y relativizar la idea con las visuales. Por lo tanto hoy en día son muy importantes pues hacen más rica la propuesta, eso no significa que no pueda escucharse nuestra música sin ellas.

¿Qué han escuchado sobre la Sala Zitarrosa?

Respecto a la Sala cada uno por su parte se ha enterado que algún músico trascendente o que esta trabajando muy bien ha tenido la oportunidad de tocar ahí, así que para nosotros es un escenario muy importante.



Populares de la sección