Ministerio del Interior compró cámaras para filmar procedimientos policiales

Agentes las llevarán en su ropa durante operativos, aseguró el ministro Eduardo Bonomi
A raíz de los hechos de violencia ocurridos en el barrio Marconi el viernes 27, la Justicia investiga si existieron o no abusos policiales durante el operativo de control. El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, aseguró este lunes que las denuncias por abuso son un proceder habitual para desacreditar a la policía por parte de los delincuentes y que por eso de ahora en adelante serán documentados todos los operativos policiales.

"Acabamos de comprar una cantidad importantísima de cámaras para que policías lleven en su ropa y demostrar que no es cierto" los comentarios sobre abuso policial, aseguró Bonomi durante una entrevista en el programa radial En Perspectiva. Asimismo, dijo que estas se utilizarán en "todas las actuaciones de la policía"

No es la primera vez que el Ministerio del Interior acude a esta medida. El año pasado, se filmó el actuar de la policía para contener los incidentes ocurridos durante el desalojo al edificio donde se ubica el Codicen. En los días siguientes, la cartera divulgó estas imágenes para demostrar que las agresiones no fueron impulsadas por parte de los agentes sino de los manifestantes.

"Lo que hicieron en el Codicen quedó en evidencia que no era cierto. Hay cosas que no están en evidencia y otras donde en las denuncias se tiene razón y nosotros investigamos. El caso de Santa Catalina fue el más claro, donde los policías fueron procesados con prisión", contó.

Según Bonomi, las denuncias por abuso policial son "una forma de proceder" usual de los grupos delictivos que controlan los barrios. Dijo que estos son una minoría de la población que allí habita, pero que intentan desacreditar la presencia policial.

"Este barrio está avasallado desde adentro y hay gente que lo pone en duda. Hay un grupo delictivo que obliga a que se les preste asistencia, que se les esconda gente y a que se resistan a la policía. Después le pegan a un médico, queman un ómnibus, pero hay gente que no lo cree porque no quiere verlo", sostuvo el ministro.

Por otra parte, el jerarca sostuvo que "era previsible" que los incidentes del Marconi ocurrieran, pero las dificultades estaban en detectar en qué barrio se desarrollarían para planificar la respuesta.

"No teníamos descartado que en algún lado podía pasar, pero no se puede tener esa presencia de 100 policías, además de los que ya había, en otro lugar porque eso implicaría descuidar Montevideo", agregó.

Populares de la sección