MSP mira a Brasil por foco de fiebre amarilla

Autoridades piden a viajeros que se vacunen
Un brote de fiebre amarilla en el estado brasileño de Minas Gerais llevó al Ministerio de Salud Pública (MSP) a recomendar la vacunación a quienes tengan previsto un viaje al país norteño, a excepción de las zonas costeras. Más allá de la medida de precaución, las autoridades indicaron que el tipo de mosquito que transmitió la enfermedad en Brasil no está en Uruguay.

El director general de Salud, Jorge Quian, informó ayer que algunos de los casos de fiebre amarilla culminó con el fallecimiento del enfermo y por ese motivo el MSP puso a disposición una vacuna contra la enfermedad.

El jerarca explicó que la vacuna comienza a proteger de la enfermedad a los 10 días de haber sido aplicada y sugirió a quienes tengan pensado viajar a Brasil vacunarse con esa antelación.
Otra recomendación fue la de evitar las picaduras de mosquitos, ya que uno de los vectores de esta enfermedad es el Aedes aegypti, el mismo que transmite dengue, zika y chikungunya. Pero Quian descartó que los Aedes aegipty que hay en Uruguay puedan transmitir fiebre amarilla .

"(El brote) apareció en zonas selváticas de Brasil; en un lugar muy localizado. El Aedes aegypti es un vector general de esta enfermedad, pero en estos casos fueron otros mosquitos que están en esas zonas selváticas y que no están en nuestro territorio", dijo Quian.

Además, el jerarca sostuvo que no hay necesidad de vacunarse si se visitan zonas costeras brasileñas. "Toda la zona turística, como Santa Catarina, Río Grande do Sul o Río de Janeiro, se considera segura", afirmó.

El MSP también informó que los niños de entre seis y ocho meses solo podrán vacunarse en situaciones de muy alto riesgo y con el aval de un pediatra. A su vez, los mayores de 60 años únicamente recibirán la dosis si existiera un riesgo considerable de contraer la infección y deberán presentar un certificado médico que avale la vacunación. Lo mismo ocurre con las embarazadas .

La fiebre amarilla produce temperaturas altas, escalofríos, cansancio, dolor de cabeza y muscular, y suele estar acompañada de náuseas y vómitos. Los casos agudos son raros y derivan en una insuficiencia renal y hepática, ictericia -ojos y piel amarillenta- y hemorragias.

Populares de la sección