MTSS presentó moción para destrabar negociación del servicio doméstico

El convenio salarial viene atrasado y la secretaría de Estado intenta laudar

Luego de una prórroga solicitada por el Poder Ejecutivo para ajustar la redacción del convenio salarial, el gobierno, los empleadores y las trabajadoras domésticas se vuelven a reunir este jueves para concretar la negociación. Sin embargo, mientras desde el gobierno aseguran que la firma es un hecho, las otras partes sostienen que todavía no hay nada definido.

"Se puede firmar o no porque a nosotros todavía no nos han dado el borrador de lo que se va a firmar hoy", dijo Gándara. "Hoy no podemos decir que vamos a votar porque las cosas necesitan su análisis", dijo la presidenta de la Liga de Amas de Casa, Mabel Lorenzo, en el programa Desayunos Informales de canal 12.

El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, dijo a Subrayado que el convenio se firmaría este jueves y que el incremento salarial será entorno al 8% al considerar que se trata de una de las actividades que más pérdida de empleo registró en el último año, con una disminución de más de 7.000 puestos de trabajo.

Sin embargo, desde el sindicato sostienen que esas son las cifras que refleja la Encuesta Continua Hogares del Instituto Nacional de Estadística (INE), pero no las que maneja el Banco de Previsión Social (BPS). Por lo que, tanto desde el gremio como desde la parte empleadoras, sostienen que aún no hay nada definido y que ese no será el incremento.

"Nosotros no hemos visto la pérdida de trabajo. Tan así que el 8 de marzo hablé con (Heber) Galli, director de BPS, y me dijo: 'En el sector de la construcción y el de la aguja se perdieron puestos, pero en el de ustedes no", contó la presidenta del Sindicato de Trabajadoras Domésticas, Lucía Gándara en canal 12.

Irregularidades que se mantienen

El Sindicato de Domésticas expresó también su preocupación por las condiciones en las que trabajan las empleadas del sector e instó al gobierno a realizar más inspecciones domiciliarias.

"Creo que debería haber más inspector porque sabemos de muchos casos" de irregularidades, sostuvo Gándara.

El caso de una empleada asesinada en diciembre por su patrón, así como el reciente caso de una niñera menor de edad que fue violada por el empleador, encendieron la alerta sobre las condiciones laborales en el sector.

Gándara dijo que le consta que "a veces" el ministerio realiza inspecciones para constatar los casos en que empleadas trabajan en negro, pero sostuvo que los controles se hacen después que el sindicato hace la denuncia.

"No es la primera vez que vienen compañeras con problemas de acoso laboral, de violencia de familia y de patrones adictos. Porque si uno va a trabajar con aliento a alcohol enseguida lo suspenden, pero nosotras que trabajamos en hogares tenemos que aguantas esas cosas. ¿Por qué?", expresó.

Asimismo, dijo que en el caso de trabajadoras extranjeras, constataron casos en que los patrones les quitaban el pasaporte para que no pudieran regresar e incluso casos de secuestro.

"No seamos hipócritas. Esta realidad se viene dando de hace años y nos hacemos los ciegos. Por eso me indigna saber de estas situaciones y que la sociedad haga a un lado la cara", manifestó.





Populares de la sección