Murió el estudiante estadounidense que Corea del Norte devolvió en coma

Otto Warmbier, de 22 años, había estado preso más de un año, acusado de robar un cartel de propaganda política

Murió este lunes el estudiante estadounidense Otto Warmbier, de 22 años, que la semana pasada fue devuelto a su país en coma por el régimen de Corea del Norte.

El joven, que había sido condenado a realizar trabajos forzados por un período de 15 años por robar un cartel de propaganda política, pasó más de año en prisión.

Warmbier viajó a Corea del Norte a principios de 2016 en un viaje organizado para celebrar el nuevo año en ese país. Entró en coma luego que en prisión le administraran una pastilla para dormir, aunque el gobierno de ese país dijo que eso fue porque contrajo botulismo.

El padre de Warmbier había dicho que estaba indignado por el tratamiento infligido por Pyongyang a su hijo, que sufrió graves lesiones neurológicas.

"Estoy tan orgulloso de Otto, mi hijo, que estos últimos 18 meses estuvo bajo un régimen paria, maltratado y aterrorizado", declaró Fred Warmbier durante una conferencia de prensa en su ciudad de Cincinnati, Ohio, una vez que su hijo fue devuelto a Estados Unidos.

"Otto está en condición estable pero ha sufrido una grave lesión neurológica", había señalado la semana pasada Kelly Martin, portavoz del centro médico de la Universidad de Cincinnati en rueda de prensa conjunta con Fred Warmbier, el padre del estudiante.

El neurólogo Daniel Kanter explicó entonces que la condición neurológica del joven podía ser descrito como "un estado de vigilia no reactivo". "No tenemos ninguna información cierta ni verificable sobre la causa ni las circunstancias de sus lesiones neurológicas", indicó al agregar que "ese tipo de lesiones cerebrales se consideran en general como la consecuencia de un paro cardiorrespiratorio cuando la irrigación sanguínea del cerebro es insuficiente durante cierto lapso de tiempo resultando en la muerte de tejidos cerebrales".


Fuente: AFP

Populares de la sección