Murió el perro más viejo del mundo

Vivió 30 años con sus propietarios
El considerado perro más viejo del mundo falleció esta semana en Australia, informó el diario Weekly Times.

Se llamaba Maggie y era un kelpie australiano, raza que tiene una esperanza de vida del entorno de los 15 años. El perro murió a los 30 años, lo que equivaldrían -en desgaste de órganos vitales- a 133 años humanos.

Según informó el diario The Guardian, la edad del can no se ha podido verificar aún porque su dueño perdió los papeles del animal cuando era cachorro, pero el propietario afirma que su hijo tenía 4 años en el momento en que nació el perro y el hombre ahora tiene 34 años.

Embed

El dueño de Maggie era Brian McLaren, un granjero australiano que explicó a la prensa que el animal "había hecho un bajón en los últimos dos días".

Según el libro Guinnes de los Records, el perro que vivió más se llamaba Bluey, un can australiano que vivió 29 años entre 1910 y 1939.

Populares de la sección