Murió la autora de "Matar a un ruiseñor"

Harper Lee falleció a menos de medio año de la publicación de su segunda obra, Ve y pon un centinela

La estadounidense Harper Lee, autora de uno de los libros más reverenciados del siglo XX, falleció en su Alabama natal a los 89 años, según confirmaron medios y autoridades del estado.

Nacida Nelle Harper Lee, la escritora se nutrió de sus recuerdos y experiencias en Alabama para gestar Matar un ruiseñor, un clásico ganador de Pulitzer que aborda temáticas como el racismo y la justicia, y se convirtió en lectura obligatoria en las secundarias estadounidenses. Al tiempo que toma como hilo el desarrollo de Scout, una niña que vive con su hermano y su padre viudo, la obra también retrata el juicio a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. Entre el estilo gótico sureño que dominaba en la época, Lee propuso otro tipo de lenguaje,

"Nunca esperé ningún tipo de éxito con Matar un ruiseño", dijo Lee en una entrevista radial de 1964, según recuerda el diario The New York Times. "Esperaba una muerte rápida y misericordiosa en las manos de la crítica, pero, al mismo tiempo, tenía la esperanza de que a alguien le gustara lo suficiente como para incentivarme", agregó. Sin embargo, el éxito rotundo entre público y especialistas la sumió en el hermetismo. "Me dieron demasiados incentivos, y de alguna manera me atemorizó tanto como la muerte rápida y misericordiosa que esperaba".

Con una vida de reclusión y esporádicas apariciones ante los medios, Lee volvió a las noticias el año pasado, cuando la editorial HarperCollins comunicó que publicaría el segundo libro de la autora, Ve y pon un centinela. En el momento, y hasta sus últimos días, Lee residió en una casa de reposo tras padecer un problema de salud, por lo que el anuncio de la editorial despertó sospechas generalizadas.

El libro, finalmente publicado en julio del año pasado, se presentó como la secuela de Matar un ruiseñor, con sus personajes emblemáticos, Scout y su padre, Atticus Finch, décadas luego de los eventos de la primera obra de Lee. No obstante, la obra era el borrador original de la primera novela, que devino en una historia diferente luego de múltiples correcciones editoriales.

Pese a que Ve y pon un centinela se convirtiera en un nuevo éxito de ventas en Estados Unidos, el libro recibió críticas mayoritariamente negativas por parte de la prensa especializada y sorprendió a los lectores con la transformación de Atticus, que pasó de defender los derechos de los afroamericanos a aborrecerlos.

Entre las publicaciones de ambas obras, Lee trabajó en dos novelas que luego descartó, Un largo adiós y otro libro sobre un asesino en serie. Asimismo, publicó algunos artículos en revistas estadounidenses y cumplió un rol neurálgico en el desarrollo de otra gran obra estadounidense, A sangre fría (1966), de su amigo cercano Truman Capote.

Su incursión en el mundo del cine llegó de la mano de la versión cinematográfica de Matar un ruiseñor, dirigida por Robert Mulligan y con Gregory Peck como su protagonista. En los últimos años, Lee misma ha sido personaje de películas como Truman Capote y Historia de un crimen, en las que fue interpretada por Catherine Keener y Sandra Bullock, respectivamente.

Hace solo seis días, luego de agotarse las críticas a su Ve y pon un centinela, Lee volvió a encabezar noticias de la mano del guionista Aaron Sorkin, que adaptará su Matar un ruiseñor para llevarla a Broadway.

"El mundo sabe que Harper Lee era una escritora brillante pero no muchos saben que era una mujer extraordinaria de gran alegría, humildad y amabilidad. Vivió su vida como quería, rodeada de libros y de las personas que la amaban", dijo el presidente de HarperCollins, Michael Morrison.


Populares de la sección