Nahuel, el niño que se quedó sin concurso oficial de Carnaval

Un acuerdo entre el INAU y Daecpu eliminó a partir de este año la participación de los niños y adolescentes del carnaval de adultos, aunque se contemplan excepciones
Esta noche comienza el Carnaval oficial, pero no para Nahuel Rodríguez. Él es fanático del Carnaval y ya desde los 13 años asegura que quiere dedicarse a este rubro el resto de su vida. Participa desde hace tres años de manera activa en los desfiles y tablados. En el 2014 formó parte del staff de la revista Afrodita. A principios del 2015 fue fichado por el conjunto de parodistas Nazarenos y, luego de las audiciones quedó seleccionado para salir en el carnaval 2016 con el conjunto. Sin embargo, cuando Miguel Villalba -director responable del conjunto- fue a presentar al INAU el formulario de inscripción de Nahuel, este fue denegado. "A mi hijo le cortaron las alas", contó Jonny Rodríguez, padre de Nahuel a El Observador.

El caso de Nahuel no es el único, pero sí es de los primeros bajo la nueva normativa acordada entre el INAU y los Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos Populares del Uruguay (Daecpu). A partir de este año, ningún niño o adolescente puede formar parte de un conjunto del Carnaval de mayores, y que su participación implique la asistencia a tablados y la competencia del concurso en el Teatro de Verano.

Alejandra Pacheco, directora de la división Espectáculos Públicos, fue consultada por El Observador acerca del acuerdo alcanzado con los carnavaleros, y cuáles son las excepciones que se hicieron para este año. "Se estableció que este año solo podrán participar del carnaval comercial o de adultos aquellos niños y adolescentes que ya hayan participado del evento el año anterior y con el mismo conjunto que este año". Según la jerarca, también se autorizó la participación de aquellos adolescentes que, teniendo 17 años, alcancen la mayoría de edad en el mes de febrero durante el concurso oficial. En el caso de Nahuel, su situación no se ajustaba a ninguno de los dos criterios marcados como excepciones.

Los resultados de esta nueva medida adoptada por INAU y Daecpu serán evaluados en marzo y abril una vez que terminen todas las actividades del concurso oficial. "Está es una medida de protección a los niños y adolescentes, no podemos adelantar ahora qué ocurrirá con las excepciones en el próximo Carnaval", dijo Pacheco. Al ser un puesto remunerado y de mucha exigencia para los involucrados, el INAU considera que a los niños y adolescentes "los aleja de su vida" como tales.

Nahuel deberá vivir el Carnaval 2016 como espectador, participando en algún corso barrial o sumándose el próximo año a algún conjunto del Carnaval de las Promesas, enfocado específicamente para niños.

El desfile

A diferencia de las presentaciones comerciales, el INAU establece que todos los menores de entre 5 y 18 años pueden participar del Desfile Inaugural de Carnaval y de Llamadas tanto como del Carnaval de las Promesas.

Para formar parte deben enviar un formulario y contemplar ciertos requisitos. Dichas restricciones apuntan a cuidar la integridad física y emocional de los niños y adolescentes, y contemplan condiciones en la vestimenta -que no exponga el cuerpo de los niños o los obligue a cargar con objetos pesados-, que estén acompañados siempre de un adulto y que se tomen precauciones de seguridad si son transportados sobre un vehículo durante algún tramo del desfile.

A su vez los menores deberán contar con carné de salud vigente y presentarlo junto con un documento que conste que están insertos en el sistema educativo.

Las condiciones detalladas pueden encontrarse en el sitio web del INAU.



Populares de la sección