"Ni una menos": nueva marcha masiva contra violencia doméstica

Doce mujeres fueron asesinadas en lo que va del año, según feministas
Ivana se calló por más de una década. Su familia y amigos no sabían lo que había vivido durante dos años ininterrumpidos. Ivana lo cuenta mientras camina junto a cientos de personas más. Ayer fue la primera vez que participó de una marcha en contra de la violencia contra las mujeres. "Ahora me animo a decirlo. No sé si a gritarlo, pero por lo menos estoy acá", dice, mientras sostiene firme una pancarta.
Seis cuadras de mujeres, hombres y niños marcharon por la avenida 18 de Julio ayer bajo el lema "Ni una menos". La marcha fue convocada por segunda vez por la Coordinadora de Feminismos del Uruguay en Montevideo, Maldonado, Colonia, Durazno, Soriano y San José. En la capital, se concentraron en la explanada de la Universidad de la República sobre la hora 18.30 y comenzaron a marchar media hora después.

Ocho mujeres y un hombre vestidos de blanco hicieron sonar durante varios minutos campanas, mientras caían al piso, se levantaban y volvían a tirarse. En 18 de Julio reinaba el silencio y solo se escuchaba el sonido de esas campanas que los manifestantes golpeaban con fuerza, hasta que quienes rodeabana a esas nueve personas se agruparon en la calle y empezaron a marchar. "Ni una mujer menos, ni una muerte más", gritaban, impulsados por una mujer con un megáfono. "Mujer, escucha, únete a la lucha", cantaban algunas cuadras después.

La marcha se realizó dos días después de que cuatro niñas murieran en un incendio en una casa en Paysandúprovocado por la expareja de su madre. El hombre también murió en el incendio y la mujer fue internada en el Centro Nacional de Quemados (Cenaque).

Muchos de los carteles que sostenían los manifestantes tenían el nombre, la edad y la fecha en la que una mujer había sido asesinada. Dentro de ellos estaba el de Dayana Yeye, una joven de 22 años que había sido denunciada por su familia como desaparecida el 12 de mayo y fue encontrada muerta el martes pasado. Dayana caminaba a la parada sobre las 5:30 de la mañana, como todos los días, para ir a trabajar a un supermercado en Pocitos, pero nunca llegó.

Apareció colgada de un árbol con sus manos atadas. Tenía una hija de dos años.
Marcela Dabbadie, integrante de la Coordinadora de Feminismos Uruguay, dijo a El Observador que si bien la convocatoria tiene como objetivo la protesta contra la muerte de mujeres por el solo hecho de serlo, marchaban también contra "todas las formas de violencia". "El acoso en el trabajo, la diferencia salarial que hay entre los hombres y las mujeres, todas cosas que pensamos que son causas estructurales. Llamamos a las mujeres a participar", sostuvo.

La coordinadora surgió el año pasado y comenzaron a movilizarse 48 horas después de que una mujer era asesinada. En todos los casos, se concentraron en la Plaza Independencia.

Al mismo tiempo que en Uruguay, en Argentina también se movilizaron por segunda vez bajo el mismo lema. En Buenos Aires, por ejemplo, miles de personas se concentraron frente al Congreso para reclamar punto final a la violencia contra las mujeres.

Ayer por la noche, 12 siluetas quedaron pintadas sobre la avenida 18 de Julio. Doce mujeres, entre ellas niñas, se tiraron al piso para que otras dibujaran a su alrededor. Doce mujeres fueron asesinadas en lo que va de 2016, según tiene contabilizado la Coordinadora de Feminismos Uruguay. Cuando las siluetas quedaron estampadas en la calle, empezaron a leer una proclama. Decidieron que fuera leída por todos los participantes a la vez.

A coro, cientos reclamaron el fin a la violencia contra la mujer. Marcharon por esos 12 asesinatos de este año, por las decenas de años anteriores y para que no haya "ni una menos".

Populares de la sección