Nin Novoa, el mediador

El canciller facilitó durante algunas horas la comunicación entre Israel y Palestina
Indonesia. Vietnam. Corea del Sur. China. Son apenas algunos de los destinos que el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, visitó en un año en el que subió y bajó de aviones como nunca en su vida a pedido del presidente Tabaré Vázquez.

En cada una de esas misiones oficiales el canciller procuró afianzar los vínculos diplomáticos y comerciales del país con el objetivo de vender tanto como se pueda. Ese es el rol que el presidente quiere para su cancillería y así se lo encomendó a su ministro, repitió en reiteradas ocasiones Nin Novoa.

Sin embargo, durante su última misión oficial a Israel y Palestina, el ministro no solo se encargó de cumplir con ese mandato sino que además cumplió el rol de un mediador de ocasión en un conflicto en el que Uruguay ahora se vuelve a involucrar como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Nin Novoa fue recibido por los líderes políticos más importantes de cada una de las partes. Primero se reunió con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, con quien abordó temas que van desde el terrorismo internacional hasta las posibilidades que Uruguay e Israel tienen de profundizar su relación bilateral. Pero en esa reunión también estuvo presente el conflicto israelí-palestino y, en particular, la necesidad de que las máximas autoridades políticas vuelvan a la mesa de negociación.

Consciente de que la próxima parada de Nin Novoa sería en Ramallah, el primer ministro israelí le mandó a Mahmud Abás un mensaje a través del jefe de la diplomacia uruguaya. ¿Cuál era ese mensaje? Que la parte israelí quiere volver a una negociación directa y bilateral.

"La verdad que no me lo dijo directamente pero estábamos hablando justamente de que lo que el Uruguay pida y lo que Israel dice, que quieren sentarse a conversar. El mensaje estaba bastante explícito", le dijo Nin Novoa a Ana Jerozolimski, corresponsal de Uypress en Israel.

Y con ese mensaje, el canciller uruguayo llegó a su encuentro con la Autoridad Palestina. Tras esas reuniones con los dos mandatarios, el ministro concluyó que existen algunos elementos para pensar que los dos lados exploran un acercamiento.

"Necesitamos ayudar a volver a las partes a la mesa de negociación para alcanzar un acuerdo para una salida pacífica, justa, negociada y duradera. Es un imperativo ético para un país que está en el Consejo de Seguridad", dijo Nin Novoa a El Observador desde Medio Oriente.

El ministro entiende que el camino es el diálogo directo, más allá de la estrategia palestina de acudir a la comunidad internacional para legitimarse. Afirmó que Uruguay siempre estará a la orden en caso de que sea convocado y ratificó el compromiso del país para la solución de dos Estados para dos pueblos viviendo en paz y seguridad.

Eso fue lo que buscó el voto de Uruguay para la partición de Palestina el 29 de noviembre de 1947 y lo que llevó a la acción cuando fue uno de los primeros Estados del mundo en reconocer a Israel en mayo de 1948 y a Palestina en 2011.

Y eso fue lo que el canciller volvió a intentar en los últimos días, en una gira que lo convertiría circunstancialmente en un mediador de ocasión al cumplir con la tarea más básica de quienes desarrollan ese rol de manera oficial: facilitar la comunicación entre dos partes que tienen dificultades para que el diálogo prospere en busca de un poco de paz.


Populares de la sección