Niño con remera de Messi fue detenido antes de hacerse explotar

Tenía un cinturón con explosivos y fue detenido por la Policía

Un niño iraquí que vestía una remera de Lionel Messi del Fútbol Club Barcelona fue detenido en la noche del domingo en la ciudad de Kirkurk, la capital del Kurdistán iraquí, poco antes de hacerse explotar, según informó el diario argentino Clarín en base a medios kurdos. El niño de entre 12 y 15 años tenía un cinturón con explosivos cuando fue detenido por policías, que desactivaron la bomba.

Según la información divulgada, el niño habría sido entrenado por el Estado Islámico en Mosul. Los yihadists operan en Kirkurk desde 2014 y suelen utilizar niños para sus ataques. Los medios locales difundieron imágenes del operativo policial.

Embed

El hecho ocurrió horas después de que un niño suicida provocara una matanza en un casamiento en Turquía. Más de la mitad de las víctimas mortales en ese atentado atribuido a un menor del Estado Islámico contra una boda kurda en el sureste de Turquía son niños, cuando el número de fallecidos asciende hasta ahora a 54.

Del total de víctimas identificadas, 31 son varones y 13 son mujeres, y de la lista de fallecidos se desprende que 16 de ellos tenían entre cuatro y 13 años, mientras que otros ocho habían cumplido justo 14.

Por otra parte, el análisis de las cámaras de seguridad en la calle donde se produjo la masacre demostró que poco antes de detonar el suicida, un adolescente de entre 12 y 14 años, el explosivo que llevaba consigo, dos personas que lo habían acompañado al lugar se alejaron rápidamente, tal y como habían relatado testigos, señala la cadena CNNTürk.

El explosivo estaba rodeado de trozos de metal para causar un efecto más mortífero, al igual que ocurrió en los atentados del Estado Islámico en Suruç y Ankara, realizados en julio y octubre del año pasado, respectivamente.


Fuente: EFE

Populares de la sección