Novick: "Vinimos a sumar en la oposición"

Edgardo Novick está convencido que la gente no cree más en las promesas del Frente Amplio
Embed

El Partido de la Gente pertenece a la oposición y fue pensado con el objetivo de ayudar a ganar las elecciones. Edgardo Novick, su fundador, ve al Frente Amplio desgastado y peléandose entre ellos. Asegura que no será socio de la izquierda pero sí votará proyectos que le sirvan a la gente. Quiere sindicatos de trabajadores fuertes defendiendo sus empleos y rechazó lo que ocurre hoy donde manda la cúpula sindical, según lo dijo en la entrevista que le realizó Leandro Gómez para El Observador TV.

¿Cómo surgió el nombre del partido?
Nace de la propia gente. La historia fue sencilla. Después de presentarnos por la intendencia de Montevideo seguimos recorriendo los barrios y simultáneamente nos empezó a llamar gente de todo el país y se fue formando un movimiento. Nos decían júntense.

¿Quién lo llamó para ser candidato a intendente?
Eso coincidió con una etapa de mi vida. Había terminado un momento económico con la creación de Nuevo Centro pensé que no era necesario seguir creciendo económicamente y eso coincidió con que blancos y colorados hablaban de un tercer candidato. Y ahí hablé con todos y les dije que quería colaborar.
Esta claro que nosotros vinimos a sumar en la oposición. No hay duda de que este movimiento suma dentro de la oposición.

Otra lectura es que usted se transformó en un problema para blancos y colorados
Lo importante es que le vaya bien a la oposición. Lo más importante es que la oposición pueda ganar. Si la oposición gana vamos a tener que gobernar entre todos.

¿Si gana el FA lo ayudará a gobernar si no tiene mayoría parlamentaria?
Nosotros estamos dentro de la oposición y creemos que es muy bueno para el país que cambie el gobierno. El Frente va a tener 15 años. Están desgastados,están cansados, están peleándose entre ellos. Es bueno que haya un cambio y estamos convencidos que la oposición debe ser el cambio en las próximas elecciones. Nosotros podemos ser ahora firmes opositores del gobierno y a la hora de ayudar, de votar por el bien de la gente lo vamos a hacer.
Todos los que estamos en política, cuando pensamos algo o votamos algo siempre debemos pensar en la gente, en el país y no en nuestra chacrita. Ya demostramos que hemos actuado así

¿Sería socio del Frente?
No. Creo que hoy no dan las condiciones. Socio no, pero las cosas buenas para la gente las vamos a votar. Recorro el país ando por los barrios y estoy convencido que el Frente no vuelve a ganar. La gente está cansada, está disgustada. No cumplieron con lo que prometieron, la gente no quiere más promesas.

¿Qué crítica le duele más? Le dicen que es populista de derecha.
Yo acepto. Tuve la suerte de haber vivido en todas las clases sociales desde las más humildes. Se como piensan, como viven, yo puedo hablar por todos ellos.
Me siento integrado a todas las clases sociales. Yo vengo acá a defender a los uruguayos.

¿Y los que le dicen populista?
Yo no catalogo a nadie. A mi no me molesta. Cada uno que diga lo que quiera.

¿Se siente populista?
No me catalogo. Hago y voy a seguir haciendo lo que sea bueno para los uruguayos.

¿Cómo va a actuar con la cúpula sindical?
Yo quiero devolver el poder a los trabajadores.

¿Si pero la cúpula sindical es la que los representa?
No. La cúpula cuida su chacrita, y lo único que está pensando es cómo acceder a cargos políticos y hoy los vemos transformados en diputados o en ministro.

¿Cómo hace para no pasar por arriba de esa cúpula sindical?
Yo quiero que los trabajadores vuelvan a tener fuerza. Vio las cosas que dicen los trabajadores: vamos a incendiar, vamos a ocupar. Yo quiero gente que defienda el trabajo dentro de la ley.

Esos son los dirigentes, pero eso no lo puede cambiar un gobierno.
No, pero el hecho de no respaldarlos ya hace cambiar. Yo no creo que la cúpula sindical me vaya a hacer echar a la gente que yo ponga en educación. La cúpula sindical no me va decir a mí con quien tengo que hacer tratados internacionales. Hoy yo tengo que cuidar el trabajo de los uruguayos a mi no mi importa si yo vendo el trabajo de los uruguayos y el país es de derecha o de izquierda. La cúpula sindical ahora hizo recibir al presidente Vázquez a Dilma (Rousseff) cuando nosotros necesitamos hacer un tratado con Brasil. Recibimos a una persona que fue sacada que fue echada y el presidente Vázquez la recibe.¿Y por qué la recibe?. Por exigencia de la cúpula sindical.
Yo no me voy a dejar pasar. No voy a hacer lo que quiera la cúpula. La gente votó un gobierno y hoy manda la cúpula sindical. Eso no puede pasar.

¿Vázquez no manda?
En muchas cosas no. En educación, Vázquez quiso mandar y la cúpula le hizo echar a los que más sabían. Quiso firmar acuerdos internacionales y no lo dejaron. Ahora le hacen reibicibirr a una presidente expulsada por corrupción de Brasil y le hacen hacer un montón de cosas que el Ministerio de Economía no está de acuerdo. Entonces, la gente ve que hoy manda la cúpula sindical. Y ellos, cuanto más extremistas son más acceden a cargos políticos y después lo vemos que son parte del gobierno. Yo no quiero eso. Los sindicatos deben existir pero primero deben defender el trabajo de los uruguayos.
Yo veo que la cúpula sindical no está pensando en el trabajo de los uruguayos. ¿Dónde estaba la cúpula sindical con el despilfarro de ANCAP que nos hizo perder más de mil millones de dólares. Dónde estaba con Pluna, Dónde estaba la cúpula sindical con el despilfarro de todo el gobierno?.

Populares de la sección