Núcleo industrial se recupera con repunte de 5% en arranque de año

La producción acumuló a enero su tercer mes de crecimiento
La actividad industrial sostuvo en enero el dinamismo que empezó a mostrar en el último cuarto del año pasado, de la mano de algunos sectores vinculados con la industria automovilística que reactivaron su producción y movieron la aguja. Sin embargo, la situación no es homogénea entre las distintas ramas y todavía casi dos de cada tres sectores siguen contrayendo su actividad.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) divulgados ayer, la industria uruguaya en su conjunto creció 1,8% en enero respecto a igual mes del año pasado. Si solo se considera el núcleo industrial, el crecimiento fue aún más acelerado, de 5,1% en la medición interanual.

Ese último indicador excluye a las grandes empresas –como la refinería de ANCAP, las pasteras de UPM y Montes del Plata, y la planta de Pepsi en Colonia– que por su tamaño distorsionan el análisis del grueso del sector.

El dato de enero es el tercero consecutivo de crecimiento respecto a igual periodo del año anterior, lo que marca un quiebre frente a la tendencia que predominó en los últimos tres años, de contracción en la industria.

De hecho, si se considera el promedio del último año móvil finalizado en enero, hubo una expansión de 0,2% comparada a los 12 meses anteriores. Si bien no es un crecimiento significativo, se trata de la primera vez que la industria escapa a los números rojos en esta medición desde marzo de 2014. Sin embargo, la nueva dinámica de crecimiento no es generalizada y se encuentra concentrada en algunas ramas industriales, en particular las metalmecánicas y aquellas vinculadas a la industria automovilística.

Vehículos automotores creció 14% en enero respecto a igual mes de 2016, mientras que productos metálicos, maquinaria y equipos repuntó 24% y la agrupación denominada otros equipos de transporte trepó 65%.

Se trata de ramas que mantenían un bajo nivel de producción en términos históricos y su dinámica no refleja la de buena parte de los rubros industriales.

De las 19 ramas que releva el INE en su indicador de actividad industrial, solo siete crecen mientras que las restantes 12 continúan en caída en la medición interanual. Prendas de vestir es el sector más perjudicado por la actual coyuntura, con una caída de la actividad de 45% respecto a enero del año pasado. Le siguió máquinas y aparatos eléctricos, con un retroceso de 19% e instrumentos médicos, ópticos y de precisión, con una baja de 16%.

En tanto, un sector de peso en la industria local como el alimenticio –intensivo en el uso de mano de obra– mantuvo un importante dinamismo, con una expansión de 8% interanual.

Populares de la sección