Nueva tecnología para detectar mentiras por voz tiene 96,7% de eficacia

Ofrecerán el sistema a la Fiscalía de la Nación

La empresa de seguridad Securitas presentó ayer el Sistema Computarizado de Análisis de Stress en la voz (CVSA), que llegó a Uruguay a través de la firma internacional Permont Group, que también está presente en Argentina y Chile.

El CVSA es una herramienta que analiza la tensión de la voz en una entrevista y así determina la veracidad de los dichos del interrogado. Sin conectores y solo con medir la frecuencia de la voz, permite identificar si el entrevistado miente con una eficacia del 96,7%.

El director de Permont Group en Uruguay y coordinador académico de Securitas, Hernando Hernández, dijo que el sistema será ofrecido a la Fiscalía General de la Nación, que a partir de febrero de 2017 tendrá el rol de dirigir las investigaciones penales en función de la entrada en vigencia del nuevo Código del Proceso Penal (CPP). También dijo que el año pasado la Policía también pidió información sobre el mecanismo en el marco de la investigación por el homicidio de la adolescente argentina Lola Chomnalez, ocurrido en Rocha en diciembre de 2014.

"Falta el contacto político. Sin dudas sería algo útil para la seguridad, sin importar si procede del sector público o privado o la bandera política; estamos esperando la llamada del Ministerio del Interior para que se pueda utilizar a nivel público", afirmó Hernández.

"Lo que hace el CVSA es apartar a los inocentes. Permite discriminar al que miente del que dice la verdad; no sustituye las pruebas pero sí orienta sobre quién hay que trabajar", explicó el director de Permont Group en Uruguay y coordinador académico de Securitas al ser consultado por El Observador. A nivel privado, el sistema ya es usado en Uruguay por unas 30 empresas de diferentes rubros entre los que se encuentra, por ejemplo, el sector bancario. El costo por cada vez que se utiliza es de US$ 150.

Consultado por El Observador, el fiscal adjunto de Corte, Ariel Cancela, afirmó que el Ministerio Público no tiene posición formada sobre este tipo de sistemas e indicó que si el mecanismo es ofrecido se evaluará su conveniencia.

Cancela dijo que en su experiencia como fiscal penal utilizó en varias ocasiones el polígrafo (detector de mentiras) y fue de utilidad para confirmar o descartar hipótesis, pero nunca llegó a pedir un procesamiento en base a él.

Por su parte, el director nacional de Policía, Mario Layera, dijo a El Observador que si bien el sistema CVSA no es una posibilidad "descartable", considera que su utilización en investigaciones judiciales y policiales será "difícil".

"Puede ser una orientación, pero para que sea considerado prueba debe tener el 100% de certeza, como pasa con el ADN o la huella dactilar. Y ahí es donde se presenta el problema del costo", sostuvo el máximo jerarca policial.


Populares de la sección