Obama puso fin a política de "pies secos y pies mojados" para inmigrantes cubanos

El plan permitía a los cubanos conseguir automáticamente residencia permanente en el país

Estados Unidos puso fin este jueves, y con efecto inmediato, a la política conocida como "pies secos y pies mojados", que permitía a cubanos conseguir automáticamente residencia permanente en el país, informó la Casa Blanca.

"Los cubanos que traten de ingresar al país ilegalmente y que no califiquen para alivio humanitario estarán sujetos a remoción, de acuerdo con las leyes y prioridades de Estados Unidos", expresó la presidencia estadounidense en una nota oficial.

Al mismo tiempo, Estados Unidos dejó sin efecto un programa especial que permitía a médicos cubanos solicitar asilo a las autoridades estadounidenses en cualquier país del mundo.

La aplicación efectiva de la política de "pies secos y pies mojados" y el programa específico para médicos cubanos estaba en manos del Departamento de Seguridad Interna (DHS, por su sigla en inglés).

La política conocida como "pies secos y pies mojados" era el resultado de una modificación introducida en 1995 a la Ley de Ajuste Cubano, originalmente adoptada por Estados Unidos en 1966, en medio del conflicto ideológico de la Guerra Fría.

En virtud de esa ley, los cubanos llegados a Estados Unidos pasaban a ser candidatos para la residencia permanente apenas un año después de su arribo, en una criticada excepción a la legislación general sobre los visados para los migrantes.

Con la modificación de 1995, impulsada por el entonces presidente, Bill Clinton, los cubanos interceptados en alta mar pasaban a ser devueltos a su país, pero aquellos que lograban alcanzar tierra firme en territorio americano aún podían beneficiarse de la ley.

Con estas medidas, "estamos tratando a los migrantes cubanos de la misma forma que tratamos a los migrantes de cualquier otro país. El gobierno de Cuba se ha comprometido a aceptar el retorno" de los ciudadanos cubanos expulsados del territorio estadounidense, señaló la Casa Blanca.

Migración segura y ordenada

El pacto es una declaración de intenciones plasmado en medidas concretas y que busca "garantizar una migración regular, segura y ordenada", según el texto del acuerdo difundido por medios cubanos. EEUU y Cuba "declaran su intención de promover cambios en sus respectivas leyes migratorias, con el propósito de alcanzar la plena normalización de las relaciones migratorias entre los dos países", señala el texto.

EEUU y Cuba "declaran su intención de promover cambios en sus respectivas leyes migratorias, con el propósito de alcanzar la plena normalización de las relaciones migratorias entre los dos países", señala el texto.


Fuente: AFP y EFE

Populares de la sección