Oferta de autos nuevos a menor costo frena mercado de usados

El dólar bajo, el crédito y los coches chinos juegan a favor del cero kilómetro

El mercado de automóviles usados está perdiendo dinamismo y se enfría ante las facilidades con que cuentan los clientes para acceder a los vehículos cero kilómetro. Para algunos, el sector se encuentra “razonablemente estable” y se mantiene en sintonía con las ventas de los automóviles nuevos que el año pasado registraron otro récord, y para otros la tendencia a la baja se pronuncia ante la falta de stock de estos.

La incidencia de los automóviles chinos que han arribado al país en los últimos años, un dólar barato y mayores oportunidades para concretar créditos para compra de 0 km han marcado la tendencia en la preferencia por los recién salidos de fábrica o los “seminuevos”.

En Uruguay, en 2012 la venta de automóviles, comerciales livianos y utilitarios tuvo un nuevo récord con 53.237 unidades comercializadas, a un costo de más de US$ 1.200 millones –con US$ 500 millones en impuestos–, según el análisis de la consultora Autodata.

Eso dio un precio promedio estimado de US$ 22.500 cada vehículo. Chevrolet, Volkswagen, Nissan y Fiat fueron las marcas preferidas. El año anterior, 2011, también se registró un récord con 51.383 autos vendidos. En el país no existen estadísticas sobre la colocación de automóviles usados.

“Los cero kilómetro siguen prevaleciendo sobre el usado”, dijo a El Observador Hugo Freire, de la concesionaria Concorde, firma que comercializa Volkswagen y Citroën. Los precios juegan un papel preponderante. Indicó que ante los autos que se encuentran en un costo cercano al nuevo, como puede ser uno de 2010 o 2011, el comprador opta por el cero kilómetro. Freire dijo que las cuentas sustentan claramente el apego al auto nuevo, pero aún hay quienes se vuelcan por el usado. “Es raro, pero alguien se puede poner a pensar, con US$ 2.000 se compra un cero, pero llega tan justo que va por el usado y evita una financiación”, aseguró.

En el último lustro los vehículos chinos ingresaron al mundo uruguayo con fuerza, presentándose con precios seductores. En la actualidad, con US$ 9.000 o US$ 10 mil el comprador puede llevarse un cero kilómetro proveniente del gigante asiático. Son valores que se asemejan a autos usados medianos o utilitarios salidos al mercado hace cinco a 10 años.

Según Gustavo Casaretto, jefe de ventas de la automotora Barriola, incluso se ha pronunciado la tendencia a la baja de la colocación de los autos usados en el último año. La comercialización del cero kilómetro se mantiene robusta al punto de que el público prefiere un coche nuevo con menos equipamientos que un viejo más sofisticado, añadió.

El precio del usado se conserva alto, en buena medida, porque el dueño no tiene intención de bajarlo. Casaretto dijo que hay falta de stock y que los créditos para acceder al cero kilómetro se mantiene en buen nivel. El experto concluyó que, además, marcas como Volkswagen, Fiat y Chevrolet “se pusieron más a tono con los precios con los autos chinos”.

“El mercado de usados está muy quieto porque los precios se encuentran todavía demasiado altos y muy cercanos a los precios de los cero kilómetros y por una diferencia pequeña, y con el dólar barato, la gente se inclina hacia el cero. Ahora con el leve repunte del dólar hay expectativa a ver qué pasa. Si se mantiene en $ 20 y $ 21, que es lo que se presume, es muy probable que los usados mantengan tendencia a la baja lenta e inexorablemente. Los precios de los usados no son razonables y no son lógicos”, dijo Jorge Martínez de Boni, director de Autodata. 

El titular de la consultora explicó que esto sucede debido a que entre 2001 y 2008 se vendieron muy pocos autos nuevos y cuando empezó a repuntar, el cliente que no tenía el hábito del cero kilómetro instaurado “se tiró a probar el usado”, y al haber poco stock el precio subió. Luego, al aproximarse el cero kilómetro en costos, se prefirió esta opción.

Solo nuevos

El caso de la firma Renato Conti Automóviles refleja la idea de la opción por el automóvil nuevo. Ante lo dinámico de ese mercado, la automotora le dedica solo el 10% de sus actividades a la comercialización de los coches usados, comentó Miguel Donegana, asesor de Renato Conti. “El nuevo nos saturó todo, casi todas las grandes automotoras están concentrando los esfuerzos en el cero kilómetro”, aseguró el experto, que agregó que la venta de autos nuevos amagó con quedarse, pero que ahora “repuntó” otra vez.

Respecto a los vehículos chinos, Donegana señaló que se venden bien en la actualidad, pero que aún su capacidad de reventa es complicada”. “El que compra pierde mucha plata” con las máquinas que vienen de China. Las firmas dedicadas a automóviles no quieren a los chinos con uso, aseguró. Pero esto es “por el momento, se van a afianzar, es algo que lleva tiempo”.

Freire, de la concesionaria Concorde, añadió que es marginal el mercado de autos usados que cuestan entre US$ 5.000 y US$ 6.000, y entre los coches nuevos no hay casi nadie que no pida la dirección hidráulica y el aire acondicionado. “No hacen hincapié, por ahora, con las airbags”, aseguró.

“Estable”

En este panorama, el usado vive y lucha, y siempre habrá quien prefiere un coche de años atrás. “Al mercado del auto usado lo vemos razonablemente estable. El mercado del nuevo ha crecido y, obviamente, el usado está acompañando”, dijo a El Observador Jorge West, presidente de la Asociación de Concesionarios de Marcas de Automotores (Ascoma). “Diría que el mercado en ese sentido está muy ágil, siempre y cuando se muestre muy variado con los valores. Alguna diferenciación tiene que haber”, añadió.

Ante el avance de los autos cero kilómetro baratos, en especial los chinos, West aseveró que estos llevan repuestos menos accesibles y que, muchas veces, “la gente prefiere los tradicionales; los chinos tienen un poco de resistencia, más allá de que su calidad mejoró muchísimo”.


Acerca del autor

Comentarios