Ómnibus de Raincoop se retiraron de 18 de Julio tras 12 horas de bloqueo

Trabajadores se reunirán mañana para decidir si finalmente aceptan la propuesta de la comuna de que Cutcsa adquiera algunos servicios
El barrio Centro de Montevideo amaneció este lunes con varios ómnibus de Raincoop cortando el tránsito de la principal avenida de la ciudad en tanto esperaban por una reunión con autoridades de la comuna para buscar alternativas para distribuir las líneas y los trabajadores en otras empresas de transporte.

Sin embargo, luego de una reunión en la que hubo pocos cambios, y en la que se sigue manteniendo la propuesta de que Cutcsa se quede con el 30% de las líneas que tenía la cooperativa -Ucot y Coetc se distribuyen las restantes- en horas de la tarde los trabajadores continuaban cortando la circulación en 18 de Julio.

La administración de Daniel Martínez decidió entonces pedir el desalojo.

Según dijo a El Observador el director de Transporte de la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM), Máximo Oleaurre, la comuna notificó a los trabajadores de que debían desalojar. "Lo que iniciamos fue el procedimiento normal que es la intimación a que lo hagan los que están ocupando el espacio", explicó Oleaurre. En caso de que pasada una hora y media desde la notificación se siga sin desalojar, "hay que dar paso a la Justicia", explicó.

El integrante de Raincoop, Luis Vespa, dijo que algunos trabajadores estaban reticentes a hacerlo pero que "seguramente" se llegará a un acuerdo para retirar los coches de la avenida 18 de Julio . "Siempre hay algún arraigo, son momentos difíciles, es complicado tener que convencerlos de que en las negociaciones siempre ganas y perdes", dijo a El Observador, pero "pero se van a retirar".

Raincoop dejó de circular el pasado jueves, y desde el sábado se encuentra en cuarto intermedio para decidir el destino de las líneas y el destino de los casi 600 trabajadores y cooperativistas.

Los trabajadores se reunirán nuevamente mañana martes en asamblea para volver a analizar la propuesta de la IMM. Según dijo Vespa a El Observador, durante la negociación se logró que las líenas 221 y 222 incorporen más trabajadores por lo que serían unos 50 los que irían a una bolsa de trabajo.

Si bien los trabajadores rechazaban la entrada de Cutcsa ya que aseguran que debilita el cooperativismo, no se pudo encontrar otra salida. "Por ahora es la única propuesta que hay, pienso que se discutirá y después se va a aprobar. Es el camino que nos queda", indicó Vespa.



Populares de la sección