Oposición aprovechó para marcar que soplan vientos de cambio

En el Frente Amplio se espantaron por la victoria del empresario Donald Trump
La victoria electoral de Donald Trump en Estados Unidos, que algunos vieron como sorpresiva y contra los pronósticos que favorecían a Hillary Clinton, fue tomada en Uruguay por referentes políticos para señalar que los vientos de cambio son imparables.

Eso no quiere decir que compartan las propuestas del magnate aunque interpretan que el resultado fue una señal de que los ciudadanos están dispuestos a dar su voto a otros.

Uno de los primeros que se colocó ayer en esa línea fue el empresario Edgardo Novick, el orientador del novel Partido de la Gente, pero también líderes como Pedro Bordaberry (Vamos Uruguay) y Jorge Larrañaga (Alianza Nacional) quienes mencionaron a El Observador que cuando no se dan respuestas a los problemas de la gente, los votantes buscan alternativas.

Desde el Frente Amplio se observó que Trump interpretó a los disconformes y "supo canalizar la frustración y el miedo de muchos", dijo a El Observador José Bayardi, presidente de la comisión de asuntos exteriores y relaciones internacionales del partido de gobierno.

Otros, como el expresidente José Mujica expresaron su espanto por el resultado de las elecciones de EEUU: "socorro", dijo el senador en el programa No toquen nada, de Oceano FM. Y el diputado socialista Gonzalo Civila opinó que "Trump es un síntoma siniestro de la crisis civilizatoria que atravesamos".

A nivel oficial, con la cautela que se mueven los gobiernos en estos casos, fue el presidente Tabaré Vázquez quien envió un mensaje de respeto hacia lo que votaron los estadounidenses porque "voz del pueblo es voz de Dios", dijo (ver página 6).

Mensaje

El senador Pablo Mieres (Partido Independiente) se mostró "preocupado" por el significado que tiene que Trump haya ganado con un discurso "tan radical".

"El mensaje que ganó es el de la discriminación, la xenofobia, el mensaje antidemocrático, antiinmigrante y de la intolerancia", dijo Mieres. También opinó que le parece estar ante "cambios de otra época" que le recuerdan lo sucedido en 2001, cuando ataques terroristas volaron las torres gemelas de Nueva York y el Pentágono en Washington. "A partir de esa fecha cambió el mundo y cambió EEUU, y esto de Trump es algo parecido en cuanto a que cambió EEUU y cambiará el mundo", dijo.

Sin embargo, el senador colorado José Amorín, para quien el resultado de la elección fue "sorpresivo" y marcó el "grave error" de las encuestas, no cree que Trump haga cambios "esencialmente llamativos" y está convencido que a pesar de la impronta del nuevo presidente, "no habrá en EEUU un cambio de rumbo". En esa nación, el presidente tiene poder pero también lo tiene el Congreso y la Suprema Corte de Justicia, acotó.

Para Amorín, Trump no es un outsider como se tiende a decir sino que es un candidato que se postuló en representación de uno de los grandes partidos de EEUU.

"En ese país generalmente se da una rotación de dos períodos gobernados por los Demócratas y dos períodos Republicanos, por lo que si el candidato no hubiera sido Trump, es muy probable que igual hubieran ganado los Republicanos", vaticinó.
Cambios.

Entre los que observan que a nivel global hay señales de cambio político están los senadores Jorge Larrañaga (Partido Nacional) y Pedro Bordaberry (Partido Colorado) así como Edgardo Novick (Partido de la Gente).

Novick si bien aclaró que no hubiera votado por Trump, señaló que esa victoria muestra que "sin dudas la gente quiere un cambio". "En Uruguay hay tres partidos tradicionales que están hace muchos años y la gente quiere una opción más", dijo ayer en el programa Desayunos Informales de canal 12.

Para afirmar su idea de los cambios, repasó lo que ocurrió en el Reino Unido donde la población apoyó el Brexit, es decir salirse de la Unión Europea cuando el exprimer ministro David Cameron y todo el establishment aconsejaban lo contrario. O lo que pasó en Colombia, donde la población sorprendió al rechazar el acuerdo de Paz con la guerrilla de las FARC, o el cambio de signo político que hubo en Argentina al ganar el presidente Mauricio Macri.

Cuando se le consultó por su "similitud" con Trump, Novick se distanció y afirmó que no tiene "nada parecido". "Él viene de una familia adinerada, yo vengo de una familia más humilde, pasé por todas las clases sociales. Yo me considero un hombre de familia, Trump ha tenido otra historia de vida", dijo.
.
Bordaberry opinó que la victoria de Trump, "se da dentro de un proceso que ocurre cuando los gobernantes no dan respuesta a los problemas de los ciudadanos, y éstos, cada vez más, tienen menos inconvenientes en cambiarlos". "Eso, por suerte llegará a Uruguay", opinó el líder colorado.

El senador comentó a El Observador que en EEUU ganó un candidato, que si bien es nuevo en la arena política, actuó en representación de un partido tradicional.

Desde filas blancas, su colega Larrañaga comentó que lo ocurrido con Trump muestra que "la política debe mejorar su capacidad de dar respuestas y de canalizar las demandas de los ciudadanos para evitar que surjan soluciones simplistas".

"La democracia debe sustentarse en partidos fuertes, políticos creíbles y soluciones a los problemas sin posturas hipócritas y maquilladas", dijo.

Oficialismo.

El diputado socialista Gonzalo Civila observó que el nuevo presidente de EEUU "es un síntoma siniestro de la crisis civilizatoria" y dijo que "la frivolidad del terror nos debe interpelar hacia dónde vamos", escribió ayer en su cuenta de twitter.

También desde el Frente, Bayardi pidió detenerse para analizar los por qué del pronunciamiento que llevó a un hombre como Trump a la Casa Blanca.

"Es claro que fue una sorpresa y que había una insatisfacción de parte del electorado con el sistema tal como está planteado a nivel global. Esa votación no hay que desprenderla del Brexit", dijo a El Observador.

Para Bayardi, hay "una crisis a nivel global que genera miedo en la marcha de las economías y en la seguridad respecto al futuro".

"Ya con Barack Obama, los estadounidenses buscaron cambiar y no encontraron todas las respuestas", dijo Bayardi.

"Los votantes buscaron ahora seguridades en otros candidatos y en particular en uno que se presentó como antisistema. Trump logró canalizar la frustración y el miedo de mucha gente", opinó el responsable de las relaciones internacionales del Frente Amplio.

Sobre la victoria de Trump, quien también dio una opinión fue el expresidente José Mujica: "en una palabra que lo dice todo: ¡Socorro! Suficiente, es explícita", afirmó el líder del MPP.

Populares de la sección