Oposición critica conformidad de autoridades del Codicen

Larrañaga, Bordaberry y Mieres analizaron resultados de pruebas PISA
Los senadores Jorge Larrañaga (Partido Nacional), Pedro Bordaberry (Partido Colorado) y Pablo Mieres (Partido Independiente) no escatimaron críticas al gobierno por el estado de la educación y el error en la interpretación de las pruebas PISA en el que incurrieron las autoridades.

"Se decidió ocultar" la verdad a la población, dijo Larrañaga, y reclamó al Codicen abrir una investigación administrativa para determinar responsabilidades. "Hubo un uso político de los datos", agregó Bordaberry, quien también criticó "el conformismo" de las autoridades. Mieres sostuvo que el gobierno "no tiene voluntad política" para tomar decisiones y enfrentar a las corporaciones que se resisten al cambio en la enseñanza.

La Fundación Wilson Ferreira Aldunate y la Fundación Konrad Adenauer organizaron ayer el seminario Qué hacer con los resultados de PISA. Una mirada propositiva al desafío educativo, del que también participaron los técnicos Pedro Ravela y Daniel Corbo, entre otros.

Ravela fue quien la semana pasada advirtió sobre la lectura errónea de los datos de las pruebas PISA que estaba haciendo el Codicen por un cambio de metodología. Esa lectura inicial expresaba resultados más alentadores que los que finalmente se dieron.

"Ravela apretó el timbre", dijo Larrañaga, y el Codicen decidió "omitir el cambio metodológico". "Eso es como un penal sin golero", afirmó el líder de Alianza Nacional. También fue contra el gobierno que "en una mala práctica", "no se hace responsable de casi nada y la culpa siempre es de los otros". Larrañaga aprovechó el seminario para hacer valoraciones políticas y en tal sentido afirmó que "para que exista un cambio educativo hay que cambiar al gobierno". Para eso, dijo, la oposición debe impulsar, desde ahora, un proyecto alternativo "para ser creíble".

Bordaberry opinó que la educación de Uruguay "está aislada del mundo" y lo único bueno del error de las autoridades fue que ahora, como creyeron que los resultados eran buenos, valoran las pruebas PISA que antes denostaban. "Los resultados son para llorar", afirmó el líder de Vamos Uruguay. Recordó, además, que propuso varios proyectos, como crear la Universidad de la Educación y asegurar un mínimo de días de clase, que no fueron aprobados.

Mieres opinó que más grave que el error del Codicen "es la actitud política" con la que asumen los resultados PISA, que son "muy magros". Para el senador, la conducción de la educación tiene "una inercia decadente".

También se mostró preocupado por el número de preguntas que los estudiantes uruguayos dejaron sin responder en las pruebas PISA. "Eso se debe investigar", dijo. Se preguntó además por qué no respondieron. "¿Es porque están cansados?, ¿no entienden?, ¿pierden concentración?, ¿no están motivados?, ¿o los docentes no les dan importancia a estas pruebas?", subrayó Mieres.

El senador es partidario de abrir el diálogo para aportar ideas, pero aclaró que con el actual equipo de educación no se puede dialogar porque "están encerrados en una lógica de la continuidad". l


Populares de la sección