Oposición venezolana "se planta" frente al gobierno de Maduro

Se reanudan hoy las protestas convocadas por la MUD en las calles del país
En una reunión de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la oposición venezolana reiteró ayer la convocatoria para reavivar las protestas en todo el territorio, luego de haber cesado por un día. Hoy se llevará a cabo una actividad denominada "Venezuela se planta contra la dictadura", que consiste en una serie de caminatas por las principales calles del país, culminando en un "plantón" en un mismo punto de encuentro.

Según el diputado Richard Blanco, quien habló ayer como vocero de la MUD en una rueda de prensa, se busca que la convocatoria se realice en todos los estados del país.

En el caso de la capital, Caracas, los protestantes se reunirán en varios puntos para luego caminar hasta el barrio de Altamira, en el este de la ciudad.

"Este plantón reviste una importancia vital para la resistencia que está haciendo la democracia en Venezuela. Muchos nos han pedido calle sin retorno, nos piden en nuestras movilizaciones que no abandonemos las calles, pues mañana vamos a hacer un plantón, un plantón con ciudadanos", declaró el parlamentario opositor.

"Convocamos a los que creemos que tenemos que salir, y vamos a salir de esta pesadilla que significa tener un presidente que le ha quedado grande la conducción de los destinos de Venezuela y nos incorporemos en cada uno de los estados a este plantón de ciudadanos", agregó Blanco.

Por su parte, el también diputado Enrique Márquez dijo en la misma rueda de prensa que la MUD prepara, además, otra gran manifestación para el próximo 1° de mayo, Día Internacional de los Trabajadores.

"La Unidad dará detalles luego acerca de esta actividad que advertimos que será de toda Venezuela y en todo el mundo, será una actividad nacional e internacional para que no quede duda de lo que está ocurriendo en el país", adelantó el representante.

Las protestas más recientes contra el gobierno de Nicolás Maduro se iniciaron hace tres semanas para denunciar un supuesto golpe de Estado, al quitarle funciones al Parlamento de mayoría opositora, una medida que luego se revirtió. Las manifestaciones debido al descontento popular ya se sucedían en Venezuela con cierta frecuencia el año pasado.

El jueves pasado, doce personas murieron durante los saqueos a varios comercios en el barrio El Valle, un populoso sector de humilde del suroeste de Caracas. Sumaron 22 los fallecidos en el marco estas protestas, además de cientos de heridos y casi 800 detenidos, según la ONG Foro Penal Venezolano.

Como consecuencia de esta violencia, el sábado se llevó a cabo en Caracas y otras ciudades una "marcha del silencio". Los manifestantes pudieron llegar al municipio Libertador en Caracas, zona en la que están prohibidas las marchas.

En sus reclamos, la oposición venezolana exige la devolución de las competencias al Parlamento, que se llame a elecciones generales, la liberación de lo que considera presos políticos y la apertura de un canal humanitario para que ingresen al país remedios y alimentos necesarios.

Populares de la sección