Papa reveló que fue presionado por una mafia en Argentina

Al encontrarse con el intendente de Merlo, Bergoglio le preguntó por "la mafia de Othacehé" la cual "sufrió en carne propia"

Papa mafia

El papa Francisco, el argentino Jorge Bergoglio, volvió a generar polémica en la política de su país al acusar de mafioso al exintendente del partido bonaerense de Morón, Raúl Otacehé, un dirigente del Frente Para la Victoria (kirchnerismo) que gobernó en esa zona de la provincia de Buenos Aires durante 24 años. La incriminación ocurrió durante un diálogo en la plaza de San Pedro, en El Vaticano, durante un diálogo con el flamante sucesor de Otacehé, Gustavo Méndez, quien lo derrotó el año pasado y también integra el Frente Para la Victoria.

"Santo Padre soy el intendente de Merlo, vine en 2014 y me dio su bendición", le dijo Menéndez, según un video difundido por el dirigente político en su cuenta de Facebook.

Entonces Francisco le preguntó sin intermediar palabra: "¿La mafia de Othacehé no lo joroba?".

El dirigente político evadió el tema en su respuesta y contó de sus proyectos al frente de la localidad. Pero Francisco lo cortó en seco e insistió. "Estoy al tanto de ese proyecto, pero me preocupaba tu caso por la mafia esa", le dijo.

Ante la insistencia Menéndez narró que hubo "algunos atentados hace poco" pero confió en "sacarlo adelante", y al continuar el diálogo el papa explicó que vivió las presiones del exintendente de Morón cuando era arzobispo de Buenos Aires.

"Yo lo sufrí en carne propia cuando tuve que ir a defender a un cura. A Pancho (Velo, un cura de la zona), fui ahí para frenarlo a Otacehé", complementó el sumo pontífice, en referencia en que cuando una vez fue a dar una misa a Merlo para defender al sacerdote Velo tiraron huevos y lo abuchearon.

Según dijo Menéndez a El País de Madrid, Velo era acusado por dirigentes políticos de ala de Otacehé de dar droga a los niños y de tener amantes.

El diario argentino Clarín narro el mismo antecedente como el origen del duelo entre Bergoglio y Otaceché.

En el diálogo con El País de Madrid, Menéndez confesó que quedó "duro" ante la consulta porque "no estaba preparado para semejante pregunta".

Además el nuevo intendente de Morón relató las presiones a las que se refirió el papa. "La anécdota del padre Pancho (Velo) ocurrió hace siete u ocho años. Otacehé ha perseguido a muchos religiosos que no estaban a favor suyo. A Pancho lo difamaban contando que daba droga a los chicos o que tenía amantes. Inclusive le infiltraban personas en las misas para saber que decía", dijo a El País de Madrid. "Tanto fue así que Bergoglio fue a dar una misa en la calle como señal inequívoca de apoyo. Hablaron acerca de cómo los malos impiden que los buenos realicen la labor evangelizadora. La gente de Otacehé lo empezó a abuchear y a tirar con huevos".


Populares de la sección