Para Uruguay cuota 481 sigue con proceso productivo vigente

El gobierno analiza diferendo EEUU-UE y una posible renegociación
Aún en el peor de los escenarios que pueda tener la definición de la cuota 481 que la Unión Europea (UE) otorgó a EEUU y que este país está cuestionando, el tema no afecta las decisiones empresariales que se puedan tomar en Uruguay para seguir produciendo ganados con destino a los embarques a cumplirse hasta fines del próximo año y comienzos de 2018.

Este enfoque fue destacado ayer por el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, a los periodistas al afirmar que la negociación oficial está en marcha y que se viene trabajando desde hace dos años manejando diferentes alternativas.

Resaltó la importancia del tema y señaló que Uruguay llegó a esta negociación cinco años antes que algunos de sus competidores y mucho antes que esto fuera un problema. Recordó que fue la compensación de la UE a los reclamos de EEUU por las restricciones que hacía la UE a carnes estadounidenses producidas con hormonas. Y recordó que, mediante el concepto de la Organización Mundial de Comercio (OMC) de nación más favorecida, en 2010 pudieron aplicar a este proceso Australia, luego Nueva Zelanda y finalmente Uruguay.

Destacó que Uruguay está llegando a exportar unas 13.500 toneladas en la 481, el 25% de una cuota que fue para EEUU. Se duplicó la facturación y también las toneladas. Remarcó que considerando el valor promedio de US$ 9.700 la tonelada de los tres últimos años, Uruguay logró entre US$ 250 millones y US$ 300 millones.

Aguerre dijo que las condiciones eran muy claras respecto a que la cuota se mantiene hasta tanto las partes definan otro arreglo, razón por la cual hace dos años visitó Europa acompañado por autoridades de Instituto Nacional de Carnes (INAC) y empresarios de la industria frigorífica.

El motivo era mantener contacto con las autoridades e importadores de la UE, porque ya estaba presente el rumor de que EEUU pudiera denunciar este acuerdo. Era lógico que ocurriera porque era una compensación de 45 mil toneladas para EEUU, que solo exporta 17 mil toneladas. El resto lo cubren Australia y Uruguay.

Podía suceder que cualquiera de las dos partes denunciara este acuerdo por la vía de la OMC y que una vez formalizada la denuncia exista también un período de seis meses de vigencia del acuerdo que debe ser plena para ambas partes.

El ministro Aguerre admitió que en caso de una renegociación de la cuota mencionada entre EEUU y la UE, Uruguay analiza ese escenario en contacto con sus embajadores y ante la OMC.


Populares de la sección

Acerca del autor