Paracaidismo y tándem

Enterate cómo hacer para volar, dónde se practica, cuánto cuesta y cómo vivir al máximo una experiencia inolvidable

Por Valentina Longo

@vale_longo

Fotos Paracaidismo Uruguay

Asesoramiento Marcelo Marín, coordinador de Paracaidismo Uruguay y Gabriel Pereyra, piloto lanzador de Tándem Factory

Paracaidismo Uruguay trabaja hace seis años en el país y es una de las empresas que se puede contactar para solicitar un vuelo tándem. Se encuentra en el aeropuerto del parque Jagüel, en Maldonado, durante todo el año. Ofrece saltos dobles o tándem, una modalidad que permite que personas sin experiencia puedan tirarse en paracaídas, y cursos de paracaidismo deportivo.

¡Saltar!

Los saltos en tándem son aquellos en los que la persona que realiza el salto se tira junto a un instructor al que va enganchado por un arnés doble. El salto dura aproximadamente 45 minutos y no tiene ningún impedimento excepto el peso. Por razones de seguridad, no puede saltar alguien que exceda los 100 kilos porque los equipos no soportan más que este peso. El peso mínimo ronda los 40 kilos, pero este debe ser mayor si hay mucho viento. En cuanto a la edad no hay requisitos; un menor puede saltar siempre y cuando uno de sus padres o tutores esté presente.

Quien esté pensando en contratar un salto lo primero que tiene que hacer es contactarse para coordinar fecha y horario. Luego debe asistir a una charla previa con el instructor, de alrededor de 10 minutos, donde se le explica el procedimiento, las partes del equipo, cómo posicionar el cuerpo y cómo será el aterrizaje. El equipo consta de un paracaídas especial para dos personas y un arnés, que va enganchado al paracaídas. En la charla previa, se hace un simulacro en el que se le coloca el arnés al principiante y se practica la salida desde el avión.

Los saltos son a 3.000 metros de altura, que equivalen a 10.000 pies, y el ascenso dura unos 25 minutos. Al subir al avión el instructor lleva su equipo y el principiante el arnés. Aproximadamente a los 8.000 pies de altura, el instructor engancha el paracaídas al arnés y se ajusta: de esa manera quedan listos para saltar. La mitad del salto es en caída libre, es decir, el instructor abre el paracaídas recién después de haber caído 1.500 metros.

Cómo posicionar el cuerpo

tandem4

La manera más sencilla de saltar del avión, y la más cómoda, es sentarse primero en la puerta. Desde allí la persona salta con los brazos cruzados sobre el pecho y se toma del arnés. Una vez que adopta la posición estable, el instructor le toca las manos para que las pueda abrir. Los pies deben estar hacia atrás y se recomienda llevar los talones hacia la cola para formar un arco, con el estómago hacia el suelo y los brazos abiertos. De esa manera el vuelo es más estable y se puede disfrutar más.

A pesar de que esta es la mejor posición para estar en el aire, los instructores destacan que si el principiante no la recuerda no hay riesgo alguno en la seguridad del salto, ya que se salta de a dos. El aterrizaje es muy tranquilo, tanto el instructor como el principiante caen sentados en una zona de césped. Es fundamental que los pasajeros levanten las piernas y traigan las rodillas al pecho para que el descenso sea aun más suave.

Pilotearla

Los aviones tienen capacidad para cuatro personas, más el piloto, y el vuelo siempre va lleno. Pueden tirarse dos tándems, es decir, dos parejas. Con paracaídas abierto hay una navegación —así se le llama al vuelo— de unos ocho minutos hasta el aterrizaje.

Seisgrados habló con uno de los pilotos a cargo de los vuelos para conocer su testimonio: "Ser piloto lanzador es una responsabilidad importante al tener a tantas personas a cargo. Hay dos partes críticas en el vuelo: el despegue —hasta una determinada altura en la que si hay una falla los paracaidistas no pueden tirarse— y el momento del salto. ¡Es una experiencia única totalmente recomendable! Algo de lo que no te vas a olvidar nunca en tu vida y de lo que seguro vas a hablar con todo el mundo. Es adictivo. Se combinan velocidad, altura y compañerismo en un excelente grupo humano", cuenta Gabriel Pereyra, piloto lanzador de Tándem Factory.

Paracaidismo deportivo

Si uno prefiere saltar solo puede aprender a practicar paracaidismo deportivo. Cualquiera puede hacer el curso, los trámites y los exámenes médicos correspondientes para obtener una licencia. Paracaidismo Uruguay ofrece esos cursos que consisten en 10 horas teóricas y 30 saltos, que es lo mínimo que se requiere para tener una licencia de paracaidista. Primero se tramita una licencia de alumno y, una vez que se obtiene, comienza el curso. Su duración depende mucho del proceso de aprendizaje de cada uno; hay quienes necesitan más clases y otros a las 20 ya están listos, pero las 30 son obligatorias. Este curso cuesta aproximadamente 2.500 dólares.

En Seisgrados los desafiamos a animarse a vivir esta experiencia difícil de contar en palabras, donde la libertad, la adrenalina y el aire son los protagonistas.

El precio de la adrenalina

El salto tándem vale $5.700 e incluye un video con el registro de la experiencia. El video es multicámara, editado, en HD, y se le envía al pasajero al día siguiente del vuelo. En caso de no querer el video, el salto cuesta $4.500 pesos. Es importante destacar que tanto el equipamiento como el procedimiento necesario para volver a armar cada equipo son costosos. Se requiere de una persona especializada para plegar y guardar el paracaídas en la mochila nuevamente luego de cada salto.