Paranoia terrorista: confundieron un flashmob con un atentado

Los organizadores fueron detenidos por la Policía

Cuando el paseo marítimo de Platja d'Aro, en la turística Costa Brava de España, se encontraba lleno de veraneantes, un grupo de personas que organizó un "flashmob" simuló que uno era un personaje famoso y los demás lo perseguían para pararlo y sacarse fotos.

La persecución se confundió con un posible ataque terrorista indiscriminado, como el ocurrido en Niza el 14 de julio en el que murieron 84 personas, y generó escenas de pánico, con una estampida de gente huyendo del lugar.

Embed

Buscant en Pokemon

Un vídeo publicado por l O l a (GIRONA) (@lolagarriga) el

En videos colgados con testimonios en las redes sociales, se observa a gente corriendo despavorida, se escuchan gritos, se ven restaurantes con los clientes escondidos y las mesas y los platos tirados por el suelo mientras algunos niños lloran.

Embed

@lavanguardia @gironanoticies #platjadaro #llevant #girona @policianacional #catalonia per sort no va pasar res...

Un vídeo publicado por Josep Gros Vila (@instagroscat) el

El servicio de emergencias regional tuiteó por la noche en catalán, español, inglés y alemán que se trataba de una falsa alarma y que, a pesar de los rumores, "no hubo disparos".

Por este hecho, cinco jóvenes alemanas fueron detenidas por haber organizado el "flashmob", una reunión rápida de un grupo de personas para ejecutar una acción, anunció este miércoles la policía regional catalana.

Las jóvenes de entre 20 y 25 años fueron interrogadas por un juez que decidió dejarlas en libertad provisional con una causa abierta por supuestos desórdenes públicos, informó una fuente judicial.

Las chicas eran las monitoras de un grupo de adolescentes alemanes que estaba de vacaciones en España.

"Hay cosas que no admiten bromas", les reprochó en su cuenta de Twitter el presidente regional de Cataluña, Carles Puigdemont. El ayuntamiento de Platja d'Aro se plantea tomar medidas contra estas jóvenes, informó el edil Pep Solé a una radio catalana.

"Mi intención y la del gobierno municipal es que haya consecuencias para que valoren que esto no lo tienen que volver a hacer", dijo.

Once personas tuvieron que ser atendidas por los servicios médicos por contusiones, ataques de ansiedad e incluso alguna pequeña taquicardia, informó la Policía en un comunicado.


Fuente: Agencias

Populares de la sección