Paro de transporte de carga suma otra amenaza para las cosechas

Afecta fundamentalmente la recolección de soja, arroz y otros granos
Por Lucas Farías y Hugo Ocampo

Un conflicto de los trabajadores del transporte de carga, quienes este martes activaron un paro de 24 horas, retrasa el traslado de granos de la cosecha de verano, que se encuentra en su tramo final. Además, se pueden decidir nuevas medidas, de mayor fuerza, de no encontrarse una solución a los reclamos que motivaron la decisión sindical.

La medida, que afecta también el abastecimiento de combustible incluyendo el gas para las plantas secadoras de granos y traslados del sector portuario, entre otros rubros, genera enormes pérdidas para la operativa agrícola.

El cese de actividades de la empresa de logística forestal Forestec SA, prestadora de servicios a las industrias UPM y Montes del Plata, motivó que quedaran 48 trabajadores sin actividad laboral, lo que motivó esta medida sindical, destacó a El Observador el secretario general del Sindicato Único de Transportistas de Carga, Diego Rojas.

El motivo del paro es el cierre de Forestec SA, que dejó a 48 conductores sin trabajo

Explicó que las empresas contratantes (UPM y Montes del Plata) redistribuyeron los cupos de Forestec entre las restantes empresas de transporte, reclamando el sindicato que se haga igual redistribución de los trabajadores en esas empresas.

Rojas indicó que hace seis meses que se viene negociado con las empresas UPM y Montes del Plata y que al no encontrarse una solución para esos trabajadores se disparó esta medida.

Se espera que haya un avance incluyendo a los representantes de gobierno para destrabar esta situación, porque de lo contrario en las próximas horas se estarán adoptando otras medidas, dijo.
Denunció además irregularidades de algunas empresas que le pagan a sus trabajadores hasta 50% por debajo de lo que corresponde, generando una competencia desleal en el sector.

En caso de no haber soluciones, los trabajadores del transporte adoptarán otras medidas gremiales

"Es un trancazo a todo el movimiento de chacras a plantas y de plantas a puerto. Genera un parate total de la actividad cuando aún queda un área importante de soja por cosechar, entre 25% y 30%. Además, las cargas de barcos vienen muy atrasadas por las lluvias de abril", comentó Ignacio Foderé, director de la exportadora de granos Fadisol, al ser consultado por El Observador.

El empresario agregó que el retraso en la cosecha hace que los barcos estén cargando la soja "casi a contra camión", porque el barco que entra se lleva todo lo que hay. Eso implica que en Nueva Palmira se carguen entre 20 y 30 mil toneladas por día, señaló.

El paro afecta la exportación y por cada día de espera un barco debe pagar unos US$ 15.000

Por lo tanto, el paro de los camioneros genera sobrecostos muy importantes, difíciles de cuantificar, y los principales perjudicados son los transportistas.

"Esta es una medida que lamentablemente la toman unos pocos y tiene consecuencias en todos los rubros. En nuestro caso se extiende la espera de barcos, y cada día de espera cuesta al menos US$ 15 mil", indicó Foderé.

Reconoció que el impacto de un día de espera no es tan grave considerando los montos de los negocios, pero remarcó que "llama la atención e indigna la falta de conciencia sobre la importancia de la producción y la exportación. No pueden hacer pagar con problemas de ellos a todo el país. Esto le pega directamente a las exportaciones, a los inversores y desanima a los empresarios".

Populares de la sección