Pasajero confundió religiosos con terroristas y causó alarma en avión

Denunció amenaza de bomba y activó protocolo de seguridad
Los atentados sobre las Torres Gemelas el 11 de setiembre de 2001 en el World Trade Center de Nueva York quedaron grabados a fuego en la retina de los televidentes occidentales. Los ataques generaron muertes pero fundamentalmente regaron miedo por medio mundo. Luego vinieron otros atentados y más muertes. Un mes atrás, el 14 de julio, en los festejos por el Día de la Bastilla en Niza, en el sureste de Francia, un fanático asesinó sobre un camión a 85 personas. Los ecos de estos atentados repercutieron ayer en Montevideo, cuando, por una amenaza de bomba sobre un avión de Alas Uruguay, se activó en el aeropuerto de Carrasco el Plan de Emergencia.

Estaba previsto que el avión Boeing 737-300 de la empresa Alas Uruguay partiera ayer con 93 pasajeros a la hora 9.30 desde Aeroparque en Buenos Aires hacia el Aeropuerto de Carrasco. Antes de partir, cuando los pasajeros aún estaban en la zona de embarque, cuatro judíos ortodoxos comenzaron a rezar. "Uno de los pasajeros, antes del embarque, detectó en otro pasajero una actitud sospechosa simplemente porque tenía un atuendo religioso y estaba rezando, y presenta una denuncia ante la Policía Aeronáutica Argentina. La Policía hace un control de seguridad adicional al que ya se había hecho, no detecta nada anormal en el pasajero y autoriza el embarque", explicó en rueda de prensa el gerente de aeropuertos de Alas Uruguay, Sergio Riolfo.

Sobre el avión, los religiosos continuaron con sus rezos, llevando filacterias (o tefilines) sobre una de sus manos y sus cabezas. Las filacterias son cajitas de cuero donde se guardan pasajes de las sagradas escrituras en la religión judía. Estos elementos de culto son amarrados con correas a brazos y cabeza. El pasajero que advirtió sobre una presunta actitud sospechosa, continuó con sus reclamos al confundir las filacterias con cámaras GoPro (con las que supuestamente estos religiosos pretendían filmar el atentado), y las cintas con cables para activar una bomba.

"Este señor insiste cuando llega al avión y vuelve a presentar el reclamo ante la tripulación. La tripulación le explica que se cumplieron con todos los procedimientos vigentes. En ningún momento pide para bajarse del avión. El colmo fue que contraviniendo todas las normas aeronáuticas, antes del despegue la persona hace una llamada de emergencia al 911 en Argentina diciendo que había una bomba a bordo del avión y a partir de ese momento la tripulación tuvo que activar el protocolo de seguridad que corresponde para estos casos", aseguró el gerente de aeropuertos de Alas Uruguay.

"Cuando llegó el avión se hizo el desembarque de pasajeros como indica el protocolo; después se revisó el avión, se tomó declaraciones a los pasajeros y la tripulación. El procedimiento funcionó muy bien", aseguró Riolfo. "La persona que hizo la denuncia puso en nerviosismo a la tripulación y los pasajeros innecesariamente", sentenció el gerente de la aerolínea.

El avión aterrizó en el antiguo aeropuerto de Carrasco, donde se desplegó el operativo de emergencia. El denunciante declaró luego ante la Policía Aérea y ante el juez de Ciudad de la Costa, que lo dejó en libertad, informó el vocero de Fuerza Aérea, Guillermo Gurbindo, a El Observador. Por la alarma generada, el espacio aéreo estuvo cerrado algunos minutos y se retrasaron vuelos.

Populares de la sección