Perros atacan en Paysandú a ovejas de centro de estudios

Tres rottweilers mataron un carnero e hirieron a seis más

La Estación Experimental Mario A. Cassinoni de la Facultad de Agronomía (Eemac) ubicada próximo a Paysandú vivió el viernes pasado un gran día para la investigación ovina, pero dos días después sufrió un fuerte golpe que empañó esa jornada con la presencia de los predadores que atacaron a una parte de los planteles de un proyecto productivo.

El valioso plan de investigación ovina que se cumple con el aporte de ejemplares de alta genética donados por las gremiales de criadores fue víctima en este caso del ataque de tres perros de raza Rottweiler que ingresaron al potrero donde se encontraban 17 carneros. Atacaron a siete, de los cuales uno murió y otros seis quedaron heridos.

La acción de los predadores sigue causando perjuicios y, junto al abigeato, constituye la más seria amenazas que enfrenta la producción ovina.

El director de la Eemac, Pablo Boggiano, informó a El Observador que en el proyecto de investigación en cruzamientos ovinos, liderado por el genetista Raúl Ponzoni, participan además varias instituciones como el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL); la Facultad de Veterinaria; el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA); y gremiales de criadores, que han donado animales de diferentes razas para desarrollar el proyecto.

El titular de la Eemac explicó que el carnero que murió era de la raza Romney y que los perros que ingresaron al predio en la tarde del domingo "no tienen las características de ser vagabundos, sino que están bien cuidados. Por lo tanto, no atacan animales para comer, sino que lo hacen en forma recreativa hasta que terminan provocándoles heridas y hasta la muerte en algunos casos".
Investigación policial

La Policía está investigando para determinar de dónde procedían esos perros, que es posible que se hayan escapado de alguna vivienda de las cercanías del centro de estudios universitario. Precisamente la Eemac tiene su puerta de ingreso a 10 kilómetros de la ciudad de Paysandú, pero su predio se extiende hasta la periferia de la ciudad, por lo que por ese lugar pudieron haber ingresado.

"Si los perros hubieran ingresado al potrero donde está la majada de cría, el destrozo hubiera sido mayor, porque allí existe un mayor número de animales", relató Boggiano.

En este lugar se encontraba un cachorro perro Maremma, de 4 meses de edad, el que se cría junto a las ovejas como parte fundamental de su entrenamiento para cuidarlas.

Boggiano admitió que este problema se suma a los casos de abigeato en la lucha que se debe enfrentar para encarar la cría del ovino en el país.

Tenencia responsable

Por otra parte, el director de la Eemac agregó que precisamente en esa zona han bajado sensiblemente los casos de abigeato y también la acción de los predadores, especialmente de los perros, que desde hace mucho tiempo no atacaban.

La acción de los predadores, como el caso ocurrido el domingo pasado en Paysandú, involucra el tema de la tenencia responsable que se procura impulsar por las autoridades (ver nota aparte).



Qué se estudia


El estudio de investigación ovina que se realiza en la Eemac en Paysandú analiza cinco biotipos maternales de las razas Corriedale, Corriedale Prolífico, Merino Dohne, Highlander y Romney.

Se trata de una evaluación que estudia el comportamiento reproductivo y productivo en lana y carne con el fin de brindar herramientas a los productores para la toma de decisiones. "Por suerte los vientres ya están servidos y preñados, y se encontraban en otro potrero" dijo a Tiempo de Cambio de radio Rural Julio Olivera, veterinario del centro de estudios.

El tema está en la agenda


El subsecretario de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, se preguntó en el reciente congreso de la Federación Rural (FR) en Lascano si se cumple realmente una tenencia responsable de los perros y recordó que existen en el país 1.742.000 canes que tienen tenencia en hogares, sin contar los perros sin dueño.

Se preguntó qué hacer con esa superpoblación canina y planteó la necesidad de encarar una política de castración para que la población se vuelva manejable. Benech, quien preside la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba), dijo que además existe el marco legal necesario para atacar el tema, así como las multas necesarias para sancionar a quienes incumplan las normas.
El jerarca admitió que el problema es complejo y que "en cualquier momento salimos a chipear los perros, de forma de tener esos animales identificados".

Fernanda Maldonado, delegada de la FR en la Comisión Nacional de Seguridad Rural, afirmó a El Observador que se ha avanzado en el tema de la seguridad rural y también en lo referido a la problemática de los daños causados por los perros en el medio rural.

Admitió que en relación a los perros hay ahora un ámbito específico que es la Cotryba, así como subrayó que aún no existe un relevamiento de los daños económicos que ocurren por ese concepto.

Por otra parte, el abigeato sigue creciendo y la adecuación de la ley permite que ahora cuando este delito ocurre con agravantes no sea excarcelable, "lo que va a contribuir a contrarrestar esta acción delictiva".

Maldonado destacó que este año se planteará la creacción de una unidad policial de nivel nacional para atacar este problema con mayor eficacia.

También dijo que la experiencia de georeferenciar las zonas afectadas, aplicada con éxito en Paysandú, sea aplicada en todo el país, pero para ello siempre es fundamental la denuncia de los productores.

Populares de la sección

Acerca del autor