PIT-CNT baja el tono y Vázquez los recibe

La central obrera dio respuesta moderada y pidió disculpas por las ofensas y así logró que el presidente los reciba

E El presidente Tabaré Vázquez advirtió una marcha atrás del PIT-CNT sobre el tono de las declaraciones de los dirigentes sindicales contra el gobierno nacional, por lo que decidió ayer dejar atrás las asperezas y aceptar una reunión formal con la central. Lo hizo 24 horas después de haber enviado una carta en la que les negaba el encuentro.

La tensión entre Vázquez y el PIT-CNT aumentó en las últimas horas y extendió la preocupación a toda la izquierda.

El secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, había enviado un mail a Vázquez para solicitar la reunión. Los dirigentes de la central estaban confiados en la "sensibilidad" del mandatario. Pero la respuesta los sorprendió.El mandatario fue directo y contundente. Dijo que no era el momento oportuno para la entrevista y citó declaraciones textuales de dirigentes de la central en las que percibió "amenazas" al gobierno.

"Apostamos y practicamos permanentemente al diálogo. Así nos hemos conducido, lo hacemos en este momento y lo seguiremos haciendo en el futuro. El diálogo productivo con argumentaciones fundadas, el diálogo responsable. El diálogo en serio. No el diálogo precedido de amenazas o diatribas. Y eso lamentablemente es lo que sucedió cuando se hicieron declaraciones públicas por parte de algunos dirigentes del PIT-CNT previo a la solicitud de entrevista", sostuvo.

Como ejemplo, Vázquez se refirió a expresiones como "se va a desencadenar una conflictividad gigantesca" y "va haber una confrontación como nunca conocieron los gobiernos del Frente Amplio". Asimismo, acusó a la central obrera de "tildar" al gobierno de "neoliberal" en algunos de sus discursos, lo que "no contribuye al mejor relacionamiento entre el PIT-CNT y el gobierno nacional". Si bien ese rechazo no cayó bien en la central obrera, el cambio de tono fue inmediato.

"Hay frases más felices y menos infelices, de repente en alguna le erramos" Fernando Pereira, presidente del PIT-CNT

El PIT-CNT optó por devolver al mandatario un respuesta moderada, en la que aclaró que sus "apreciaciones políticas, en el acierto y en el error" no tuvieron intención de "faltar el respeto ni amenazar o provocar diatribas" al gobierno ni al jerarca, por lo que pese al rechazo sigue abierta al diálogo.

"Hay frases más felices y menos infelices, de repente en alguna le erramos. En ningún momento se quiso ofender al gobierno", dijo el presidente del PIT-CNT, Marcelo Pereira, en radio Sarandí.
José Fazio, integrante del secretariado ejecutivo de la central, también manifestó cautela a la hora de decidir cómo actuar a futuro.

La marcha atrás del PIT-CNT generó como reacción otra carta del presidente, aunque esta vez, con una noticia más alentadora: Vázquez, ahora sí, recibirá a la central sindical.

"Considero superado el desencuentro que motivó este intercambio y restituido el diálogo entre el PIT-CNT y quien suscribe" Tabaré Vázquez, presidente de la República

"Teniendo en cuenta el tenor (de la segunda carta del PIT-CNT) y las consideraciones que establecen en el segundo párrafo cuando expresan que: 'en ningún momento tienen el sentido de faltarle el respeto ni amenazar o provocar diatribas ni a su gobierno ni menos a Ud. y su alta investidura', considero superado el desencuentro que motivó este intercambio y restituido el diálogo entre el PIT-CNT y quien suscribe", escribió el presidente.

Plan de acción
La Mesa Representativa del PIT-CNT aprobó la semana pasada un plan de acción que incluye un nuevo paro parcial en agosto, una campaña de firmas para sumar adherentes y el apoyo dos manifestaciones masivas. Ese plan será puesto a votación de los gremios en una nueva mesa.

Populares de la sección