PIT-CNT se pone meta ambiciosa: que pare el doble de sus afiliados

Será el próximo jueves durante 24 horas; no habrá una marcha ni acto
Con una semana de anticipo, el PIT-CNT comenzó los preparativos para lo que será un paro general de 24 horas masivo el próximo jueves 14 y al que espera que adhiera casi un millón de personas.

"Tomando en cuenta que hay 450 mil afiliados y que de alguna manera la convocatoria amplía a personas que también tienen interés en que los trabajadores no pierdan salario real, seguramente va a haber una adhesión que involucre por lo menos al doble de los afiliados que tiene el PIT-CNT", dijo a El Observador el integrante del Secretariado Ejecutivo, Fernando Gambera.

El paro fue aprobado por la Mesa Representativa del PIT-CNT y ratificado una vez que el gobierno anunció la semana pasada que las pautas salariales para la negociación colectiva no se modificarán. Para la central obrera, el paro general es tan solo la primera expresión de la "conflictividad gigantesca" que pronosticó para los próximos meses, en el marco de los Consejos de Salarios.

Si bien se apunta a que esa cantidad de personas adhiera al paro mediante la suspensión de su actividad laboral, Gambera dijo que la central sindical también tomará en cuenta a quienes vayan a trabajar pero "manifiesten" de algún modo su apoyo a la consigna.

. "La meta es que se note que la actividad va a estar detenida. Que ese día el paro sea palpable", sostuvo el dirigente.

A diferencia de lo que sucede en los paros habituales, la central obrera no realizará ninguna marcha por 18 de Julio ni un acto frente a un organismo público. En cambio, prevé una recorrida durante la mañana por algunos de los centros zonales de la ciudad y la convocatoria de una conferencia de prensa cercana al mediodía en la que los dirigentes expondrán las principales reivindicaciones.

Alianzas estratégicas

Ni bien se supo que el paro se realizaría, el PIT-CNT anunció que convocaría a tres de sus aliados históricos para la preparación: la Federación de Estudiantes Universitarios de Uruguay (FEUU), la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam) y la Asociación de Jubilados y Pensionistas (Onajpu).

"Nos convocaron porque siempre es una alianza estratégica que tenemos y para ponernos en conocimiento de cuáles son las preocupaciones que tiene la central obrera con el tema de la reflexión que se está dando y que nosotros también vemos con preocupación", dijo a El Observador el presidente de Fucvam, Jorge Díaz.

La semana pasada el PIT-CNT se reunió con dirigentes de las tres organizaciones para confirmar su apoyo y concretar en conjunto la plataforma de acción a seguir. En los próximos días comenzarán las "jornadas de agitación" y propaganda, que consistirán en la entrega de volantes y pegatinas para difundir, así como también convocatorias en los puestos de trabajo.

El secretario de asuntos gremiales de la FEUU, Claudio Arbesún, dijo a El Observador que "la idea es que sea un paro que detenga el movimiento de la ciudad. Tratar que salgan todos, no solo los trabajadores, porque es un programa de reivindicaciones que no favorece solo a los afiliados al PIT-CNT". Una vez culminado el paro, las gremiales tienen previsto volver a reunirse con el PIT-CNT para hacer una evaluación de la jornada de paralización y definir el camino por el que continuará la lucha por el cambio de las pautas.

"En esta movilización el reclamo lo tenemos que hacer en conjunto porque todos estos planteos van a tomar fuerza en la medida que vayamos poniendo nuestras reivindicaciones arriba de la mesa", sostuvo Díaz.


Populares de la sección

Acerca del autor