Polémica entre Policía y Justicia por difundir rostros de ladrones

Divulgar imágenes del delito registrado en cámaras depende de cada juez

La decisión de la jueza de Las Piedras de no habilitar la difusión de las imágenes donde se ve a dos de los delincuentes que a cara descubierta asaltaron el martes la sucursal del Banco República de La Paz, causó sorpresa y malestar en las autoridades policiales.

El cinematográfico asalto ocurrió en la tarde del martes. En momentos en que había 15 clientes en la sucursal bancaria, cuatro hombres ingresaron y tras reducir a los dos custodios, cometieron el robo. Otro dos individuos vigilaban la puerta y un séptimo esperó en un auto que apareció incendiado rato después y que había sido denunciado como robado en Montevideo a fines de 2015.

Los asaltantes cronometraron el tiempo de la acción y la Policía llegó instantes después de que se retiraran con unos US$ 15 mil. Los delincuentes utilizaron pistolas automáticas y un fusil de asalto similar a los robados hace dos semanas en el Batallón Florida.

Dos de los delincuentes actuaron a cara descubierta, por lo que la Jefatura de Policía de Canelones tuvo la intención de difundir las imágenes como vía para facilitar su ubicación.

Sin embargo, la jueza Alicia Olivero (magistrada de paz que está subrogando la sede penal de Las Piedras durante la Feria Judicial) no lo autorizó.

"La difusión de esas imágenes era un elemento importante para avanzar en la investigación", dijo a El Observador el jefe de Policía de Canelones, Ricardo Pérez. "La jueza no dio ningún fundamento para su decisión. Está claro que una cosa es exhibir la imagen de una persona sospechada de un delito, pero en este caso era en base a las cámaras que registraron el ilícito", agregó.

El Ministerio del Interior emitió ayer un comunicado informaron sobre el tema. El Observador intentó consultar a la jueza Olivero pero no fue posible ubicarla.

Por su parte, la jueza penal de Montevideo Dolores Sánchez explicó que en general la decisión de habilitar o no la difusión de imágenes depende de cada juez y de si es conveniente o no para el caso, ya que no existe ningún protocolo ni regulación al respecto.

"La finalidad de la reserva que rige en los presumarios es no exponer ni frustrar las investigaciones. Pero en ciertos casos puede ser favorable porque si una imagen se difunde y es clara, es posible que alguien aporte información aunque sea en forma anónima", dijo Sánchez al ser consultada por El Observador.

Batallón Florida

El fusil que utilizó uno de los delincuentes es similar a una de las dos armas de asalto que fueron robadas el pasado 6 de enero del Batallón Florida, episodio que no se esclareció y donde resultó baleado un soldado.

De la unidad militar ubicada en Punta Rieles fueron robados dos fusiles austríacos marca Steyr de última generación capaces de perforar blindaje.

Las armas robadas en el Batallón Florida no tenían municiones, por lo que si el fusil utilizado en el asalto al banco era una de ellas estaba descargada, dado que usan munición de guerra que no es posible comprarla en el mercado, según dijeron a El Observador fuentes del Ejército. De todos modos, la Policía podrá tener total certeza de si el fusil usado en el robo al Banco República es uno de los robados en el Batallón Florida si es que se logra su incautación.

Por otra parte, fuentes que vieron la secuencia de las cámaras de seguridad dijeron que de las imágenes y por la forma en que se manipuló el fusil hace pensar que pudo estar descargado.

Robos son parte del "riesgo operativo"

El dinero robado al Banco República no tiene seguro que lo respalde, ya que ese tipo de contratos son caros y se usan para algunas situaciones excepcionales de transporte de caudales por lo que se considera como un "riesgo operativo". La institución, como lo hace en todos los casos de este tipo, analizó la actuación del personal de la sucursal y no se encontró ningún indicio de que haya existido complicidad o vinculación con el asalto, dijo una fuente del banco.


Populares de la sección