Polémica por protección legal a policías que utilicen sus armas

El Ministerio del Interior y Lacalle Pou intercambian acusaciones

Tras la interpelación del senador Pedro Bordaberry (Partido Colorado) al ministro del interior Eduardo Bonomi por la seguridad del país, el eje de la discusión se trasladó a la protección legal que tienen los policías a la hora de desenfundar sus armas para enfrentar a los delincuentes.

El senador Luis Lacalle Pou (Partido Nacional) presentó un proyecto de ley que extiende la legítima defensa presunta en favor de los funcionarios policiales.

Desde el Ministerio del Interior, el director general de secretaría, Charles Carrera opinó que esa iniciativa es "equivocada, innecesaria y peligrosa".

En un editorial publicado en la web del Ministerio, el jerarca dijo que el proyecto del senador blanco "es un verdadero exponente" de la corriente denominada "populismo penal".

"Esta corriente, según los estudiosos, promueve desde el Parlamento la expedición de leyes impróvidas, incongruentes, irracionales, para aumentar penas, crear delitos, reducir beneficios, privatizar la justicia y la condena, desestructurar el modelo procesal, soslayar derechos, menoscabrar garantías y vulnerar el debido proceso", afirmó Carrera.

Lacalle Pou recurrió a su cuenta de twitter para responder: "La web de Unicom (la Unidad de Comunicación del Ministerio) descalifica un proyecto que presentamos los senadores del Partido Nacional. No sólo fracasaron, perdieron las referencias", escribió.

En la polémica también intervino el asesor en seguridad del sector Todos, el excomisionado parlamentario para el sistema carcelario Alvaro Garcé, quien comentó a El Observador que el "proyecto presentado tiende a respaldar a los funcionarios policiales sin vulnerar derechos de los ciudadanos".

Explicó que se propone una extensión de la legítima defensa a favor de los policías "que deben actuar dentro de la ley".

"Si un policía al utilizar la fuerza para enfrentar a delincuentes causa un daño o hasta la muerte, en principio se presume que actuó en legítima defensa", sostuvo Garcé.

"Igual se presume la legítima defensa para una persona que defiende su hogar ante el ingreso de un extraño,", agregó. Señaló que eso "ya existe en el Código Penal" y la propuesta blanca es "extenderlo a los funcionarios policiales".

"No es populismo, es una herramienta jurídica que intenta revertir la realidad de hoy que es que el Ministerio del Interior no respalda a los funcionarios que actúan en el cumplimiento de la ley".

Charles Carrera indicó que en el Código Penal, ya existe un conjunto de causas que eximen de responsabilidad a la persona que cometió un delito amparada en alguna de ellas. Por otro lado, sostuvo que la ley de procedimiento policial autoriza el uso del arma de fuego, "frente a casos de resistencia armada a su autoridad, o ponga en peligro la integridad física o la vida del personal policial actuante o de terceros".

"Es un proyecto peligroso, porque puede permitir un uso abusivo del accionar policial, lo cual no podemos permitir". "Pero es un proyecto peligroso también, por la señal que se da desde parte del sistema político. Señal peligrosa que busca presunciones legales ante situaciones que no son claras", afirmó Carrera.

"No tengo dudas que este proyecto fue presentado para dar respuesta a la afirmación del ministro (Bonomi), cuando en la interpelación señaló que existe un relato del miedo, que dice que la población uruguaya no confía en la Policía, y por ello a la apurada, el senador Lacalle Pou, junto a otros, presentó un proyecto equivocado, innecesario y peligroso", sostuvo el director general de la secretaría de Ministerio del Interior.


Populares de la sección