Policía se infiltró en marcha estudiantil y autoridades definen sanciones

El Ministerio del Interior había ordenado una investigación administrativa urgente

Una investigación administrativa de urgencia ordenada por el Ministerio del Interior concluyó que un policía se hizo pasar por manifestante y filmó la movilización que realizaron estudiantes el pasado viernes 9 de junio.

"El policía no respetó el protocolo operativo en cuanto a su plena identificación como Policía y el uso de cámaras filmadoras adecuadas, hecho que no fue corregido por el jefe del operativo designado, por lo que se dispuso el inicio de procedimiento disciplinario para identificar responsabilidades", indicó el Ministerio del Interior en un comunicado.

La Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) había informado lo sucedido a través de un comunicado en el que "repudió la infiltración policial". Algo similar fue manifestado por docentes de Secundaria, quienes expresaron rechazo a "la existencia de estas prácticas de control por parte del Estado en manifestaciones populares".

El Ministerio del Interior destacó que la función de los policías en manifestaciones es garantizar que "se realicen conforme a derecho y en pleno ejercicio de la libertad con que cuentan los ciudadanos". "De acuerdo a esos cometidos, los policías tienen prohibido -por mandato expreso de las autoridades políticas y del mando policial- infiltrarse en manifestaciones ciudadanas que se desarrollen en el pleno ejercicio de ese derecho a expresarse públicamente", agregó.


Populares de la sección