Potencias del Consejo de Seguridad proveen el 75% de armas en el mundo

El canciller Nin Novoa pidió finalizar con este comercio e insistió en investigar los ataques a hospitales civiles

En el marco de una sesión abierta del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, el canciller Rodolfo Nin Novoa pidió que cesara el comercio mundial de armas, del que el 75% proviene de cinco países miembros de dicho organismo: Estados Unidos, China, Francia, Gran Bretaña y Rusia. Asimismo, insistió en la importancia de investigar ataques contra instalaciones médicas y hospitales civiles en zonas de conflictos para que los responsables rindan cuentas.

"El control sobre el comercio internacional de armas es una necesidad evidente", afirmó el canciller durante el debate abierto de alto nivel sobre protección de civiles en conflictos armados, que se realizó ayer en la sede de Nueva York.

Según informó Presidencia, Nin Novoa dijo que el comercio de armas "es la primera precaución que habría que tomar, la primera prevención". Si bien en 2015 se firmó un tratado sobre el comercio de armas, el canciller constató que "un significativo número de los principales productores, exportadores y receptores de armamentos no ha, siquiera, firmado dicho tratado".

De igual forma, explicó que así como el 75% de la venta de armas proviene de países miembros del Consejo de Seguridad, el 73% de los compradores corresponden a países pobres.

Por otra parte, remarcó que gran parte de los ataques a hospitales e instalaciones sanitarias son ejecutados con fuerzas aéreas en países en guerra, donde son los estados involucrados los que cuentan con el armamento.

El debate llevado a cabo ayer en Nueva York fue propuesto por Uruguay, promovido por Egipto, España, Japón y Nueva Zelanda y aceptado en forma unánime. Nin lo catalogó como "un hito histórico", debido a que fue la primera resolución del Consejo dedicada plenamente a este tema.


Populares de la sección