Primeras sanciones en trámite por ataques de perros a ovinos

En un caso se considera la multa de US$ 10.000, la quita de los perros y la prohibición de tener otros
Se iniciaron procesos para sancionar a dueños de perros que atacaron majadas ocasionando la muerte de ovinos –con fuertes pérdidas para los productores–, lo que en uno de los casos considera una multa de US$ 10 mil, la quita de los canes y la prohibición de tener otros.

Esto fue confirmado ayer a El Observador por Gustavo Soriano, gerente de la Comisión Nacional Honoraria de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba), tras una conferencia de prensa realizada en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) donde Soriano y Enzo Benech –ministro interino– actualizaron lo actuado por la Cotryba en sus primeros meses de existencia.

Hasta el momento, la Cotryba recibió 240 denuncias, realizadas por ciudadanos en todo el país a través de www.cotryba.gub.uy. El 38% fue resuelto y de ese porcentaje más de 80 no ameritan sanciones, pero 16 sí. Esas 16 consideran sucesos en ámbitos urbanos o rurales, con pruebas inequívocas de maltrato animal y/o de tenencia no responsable en los que hubo perjuicios en personas o animales, calificados en tres niveles: leves, graves y gravísimos.

En esos 16 casos, en casi todos intervino la Policía y en varios la Justicia. Muchas veces las personas involucradas habían sido intimadas a cambiar sus prácticas, a veces en reiteradas oportunidades, pero no acataron.

De los 16 casos, dos fueron en el ámbito rural, en Durazno, y ambos expedientes se titulan "tenencia no responsable de canes con daños muy graves a nivel rural".

Las dos sanciones a estudio por casos en áreas rurales son por ataques de perros a lanares y en Durazno.

Dos tipos de perros atacan a las majadas. Por un lado, los que tienen dueño: a veces son perros de los propios predios afectados, pero sobre todo son de vecinos. Por otro, perros sueltos, sin dueño, que suelen conformar jaurías.

Para las jaurías la solución es compleja, admitió Soriano, aunque se trabaja en ello. En el caso de los perros con dueño, hay a quién responsabilizar por los daños. En las dos denuncias citadas se trata de perros de vecinos de los predios productivos donde los ataques provocaron daños muy graves, con muerte de animales.

En ambos casos las sanciones serán de las más graves. Se está en pleno proceso, dándole vista a los infractores, quienes podrán presentar descargos; no obstante, hay pruebas contundentes de ocurrencia de varios ataques.

Los daños de perros a personas u otros animales son considerados, por sus consecuencias, como leves, graves y gravísimos.

En caso de quita de animales o de captura de los sin dueño –para eso hay un protocolo acordado con el Ministerio del Interior–, se analiza su destino con las intendencias y las protectoras de animales, que no será el sacrificio.

Benech, después de explicar el contexto institucional en el que acciona la Cotryba –la integran los ministerios de Ganadería (que la preside), del Interior y de Salud Pública, y el Congreso Nacional de Intendentes– y sus líneas de acción, reiteró que uno de los objetivos prioritarios es, mediante un chip obligatorio, relacionar a cada perro con la cédula de identidad de un responsable.

Reiteró que según un estudio de la Comisión de Zoonosis, hay un millón y medio de perros en el país, muchos en situación de descontrol de procreación.

Añadió que si bien no sobran los recursos, "en poco tiempo hemos logrado unas cuantas cosas" e instó a vincular la tenencia responsable con el bienestar animal, pues importa accionar para que los perros no cometan daños, "pero también para que sean tratados en la forma adecuada".

Gestión responsable

Lo que se procura con todo esto es avanzar hacia una gestión responsable de los animales para evitar accidentes de tránsito, personas mordidas, animales atacados o propagación de enfermedades.


Cambio de cultura

Soriano dijo que por suerte hay países que en esto "nos llevan 20 o 30 años de ventaje", marcando el camino por dónde ir, comprobándose que las sanciones son necesarias en pos de promover un cambio de cultura y así una mejor convivencia ciudadana.


Qué establece la ley

La Ley 18.471 (de 2009) con sus decretos reglamentarios posteriores prohíbe “maltratar o lesionar animales; matar a un animal excepto para poner fin a su sufrimiento bajo supervisión veterinaria o cuando este represente una amenaza para las personas y otros animales; suministrar drogas o medicamentos perjudiciales para su salud; y promover peleas entre animales.





Populares de la sección

Acerca del autor